Moron Repercusiones por el reclamo municipal

Hernán Sabbatella: "Tienen políticas desestabilizadoras"

El concejal del oficialismo indicó que el STMM "es un sindicato vinculado históricamente al PJ local", y disparó, "este gobierno desde que asumió tomó la decisión de enfrentar a estos grupos cuasi mafiosos". Además, destacó que firmaron a principio de año un acuerdo con todos los gremios estipulando un aumento para 2009 del 15%.

Después del jueves de furia de hace casi dos semanas, en el cual empleados del Sindicato de Trabajadores Municipales de Morón, Hurlingham e Ituzaingó (STMM) irrumpieron en el Concejo Deliberante para reclamar mejoras salariales, llegaron las repercusiones.

Por el oficialismo salió a hablar el jefe de la bancada, Hernán Sabbatella, quien aunque reconoció, "sabemos que no es el salario ideal, pero somos concientes que es la posibilidad que tenemos", no anduvo con vueltas. "Un grupo minúsculo decidió romper el acuerdo y tomar esta actitud violenta", que según mencionó, incluyó la agresión a los ediles Cinthia Frías y José Segovia, como el avance sobre el "patrimonio público".

Asimismo, el presidente del Cuerpo, Enrique Louteiro, efectuó una denuncia penal. Y los tres bloques existentes, Nuevo Morón, la Coalición Cívica y el Frente para la Victoria, presentaron un proyecto de Resolución de repudio que en la última sesión fue sancionada por unanimidad.

"Es un sindicato vinculado históricamente al PJ local, tienen políticas desestabilizadoras, aparte están disputando una interna entre ellos", analizó el legislador, y añadió que "este gobierno desde que asumió tomó la decisión de enfrentar a estos grupos cuasi mafiosos, que toman al Estado y a los trabajadores como botín de guerra". En otro sentido manifestó: "Quieren defender intereses sectoriales y usan estas herramientas violentas porque no tienen legitimidad en el resto de los trabajadores".

Incluso, el hermano del jefe comunal recordó, "al anterior secretario - Carlos Rodríguez, actual director del IPS - lo denunciamos penalmente por defraudación al Estado municipal por cobrar una bonificación como arquitecto, título universitario que no tenía, y su segundo cobraba un plus por nocturnidad y estaba en comisión en el sindicato".

A principio de año, el municipio firmó un acuerdo con todos los gremios, que son cuatro, fijando la pauta de un aumento del 10% en marzo y 5% en junio. Según el concejal, ningún trabajador con una carga horaria de 48 horas está debajo del salario mínimo vital y móvil.

El STMM pide 500 pesos no remunerativos y doble aguinaldo. El secretario general, Jorge Páez, anticipó al periódico La Opinión en su edición del 14 de octubre que habían ingresado un expediente solicitando un incremento de una suma fija y que si no obtenían respuesta estarían dispuestos a "salir a la calle".

Diego Spina, secretario Privado de la Comuna, en la misma publicación dijo, "mientras que muchos municipios vecinos están pidiéndole al gobernador algún tipo de salvataje (…) porque no pueden pagar los sueldos, nosotros tenemos garantizado el pago de la totalidad de sueldos y aguinaldos hasta fin de año". Pero por ahora de subas ni hablar.

Comentá la nota