Morigeran el revalúo para casas de menos de 200 mil pesos

Se les asignará una suma no gravada de $ 10 mil. En el caso de la categoría 3ª, llega a $ 40 mil.
Pese a que el análisis de la comisión de Hacienda continuará hoy, ayer la bancada oficialista del Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba terminó de delinear los cambios a través de los cuales intenta morigerar el impacto que tendrá el revalúo inmobiliario propuesto por el intendente Daniel Giacomino sobre los sectores medios de la población.

El más abarcativo de los cambios introducidos apunta a aliviar a los propietarios de viviendas cuyo valor sea de hasta 200 mil pesos tras la aplicación del revalúo (que se fijará al 70 por ciento del valor de mercado de los inmuebles).

El mecanismo es el siguiente: sobre la nueva valuación, se considerará una suma no gravada de 10 mil pesos, sean cuales fueren las categorías de las viviendas, las ubicaciones y el precio. Obviamente, el alivio fiscal será más significativo para las viviendas de menor valor que para las de precio más cercano a 200 mil pesos.

Esa exención se suma a la prevista en el proyecto original, que establecía una suma no gravada de 30 mil pesos para las viviendas de tercera categoría.

La medida apunta justamente a aliviar el peso del aumento a las casas de tercera –se trata del 70 por ciento de las viviendas cordobesas–, aunque también puede beneficiar a inmuebles de segunda categoría y valor menos a 200 mil pesos.

Graciela Villata, titular del bloque del Frente Cívico y Social, recalcó que las diferentes modificaciones aplicadas suponen rebajas respecto del proyecto inicial del Ejecutivo para el 82 por ciento de las viviendas.

En esencia, la suba se aplicará sin morigeración alguna para los sectores comerciales e industriales, las viviendas de 1° categoría y las construcciones de inferior calidad que igualmente superen los 200 mil pesos.

Hasta el momento, no se determinó cuál será el impacto de los cambios a nivel de ingresos municipales. Lo que está claro es que Giacomino no dispondrá en 2009 de la duplicación de recursos prevista para el impuesto Inmobiliario. No obstante, Villata recalcó que cada uno de los cambios se acordó con el equipo económico del municipio.

Los otros cambios importantes introducidos por el bloque oficialista fueron la exclusión de las casi 19 mil viviendas de cuarta categoría del revalúo inmobiliario –no tendrán cambio alguno–, la incorporación de un beneficio de exención por seis meses del impuesto inmobiliario para los frentistas que acrediten fehacientemente la pérdida del empleo y la determinación de que los ingresos extraordinarios que depare el revalúo no pueden destinarse a la partida 01, que es la salarial.

Se mantiene la rebaja de mínimos que supone descuentos para 65 mil frentistas, y no hubo morigeración alguna para el sector más castigado: barrios cerrados y urbanizaciones recientes de alta categoría.

Todo indica que el revalúo será aprobado hoy sólo con votos oficialistas junto a otros tres proyectos de peso: el presupuesto 2009, la ordenanza tarifaria, las modificaciones al Código Tributario y la cuenta general del ejercicio 2007.

Se estima que la semana próxima se llevará a cabo la audiencia pública sobre el revalúo, y que el polémico proyecto será aprobado entre Navidad y Año Nuevo, muy posiblemente el 29 de enero próximo. Los aumentos comenzarán a regir desde el primer día de 2009.

Comentá la nota