Morgan Stanley le quita a YPF parte del negocio de gas por barco

El banco de EE.UU. ganó una licitación de Enarsa para importar gas licuado.
En medio de los coletazos políticos que dejaron las elecciones del 28 de junio y de las expectativas económicas que se abrieron por la convocatoria oficial al diálogo, un inesperado jugador entró a tallar en el negocio energético local.

Tras una acotada compulsa de precios que llevó adelante la estatal Enarsa, Morgan Stanley Commodities (MSC) -la trader y comercializadora de materias primas del banco de inversión estadounidense- le arrebató a Repsol YPF buena parte del negocio de la provisión del GNL, el gas que se importa por barco para atender la mayor demanda invernal.

Con una oferta que en promedio fue un 17% más económica, MSC superó a Repsol YPF y logró quedarse con el suministro de los tres últimos embarques de GNL que contrató Enarsa.

Para el primer cargamento de 135.000 metros cúbicos que arribó a Bahía Blanca la semana pasada, la cotización de Morgan Stanley fue de US$ 6,6 por millón de BTU (MBTU, la unidad de medida) frente a US$ 7,9 por MBTU que pasó Repsol YPF.

En tanto, para los dos buques que deben llegar en agosto, el precio de MSC se ubicó en US$ 6,8 por MBTU versus US$ 8,2 que cotizó su rival hispano-argentina.

A la diferencia de precios, se sumó otra sorpresa. MSC le propuso a Enarsa cobrar el GNL con toneladas equivalentes de soja o con biodiesel a embarcarse en los puertos de San Lorenzo, Necochea o Bahía Blanca. Si bien la operación del primer barco ya fue cancelada en dinero, ahora los técnicos de Enarsa y del Ministerio de Planificación de Julio De Vido estarían muy cerca de aceptar esa variante de pago para los próximos barcos de GNL que debe fletar al país MSC.

La importación de GNL es un negocio reciente que surgió por la crítica situación que enfrenta la producción gasífera local. Para poder garantizar el suministro a los hogares, el Gobierno decidió el año pasado contratar de urgencia la provisión de gas por barco durante los meses de mayor consumo invernal.

En ese momento, apareció Repsol YPF con una "propuesta integral", que incluyó el alquiler de un buque regasificador, la provisión del GNL y las obras portuarias para la inyección del combustible en la red de gasoductos. Durante 2008, los ocho barcos de GNL que llegaron al país fueron provistos por Repsol YPF con gas procedente de Trinidad y Tobago.

Si bien este año volvió a contratar a Repsol YPF como operadora del buque regasificador Excelsior, esta vez Enarsa sólo le adjudicó en forma directa tres de los ochos cargamentos de GNL previstos entre mayo-agosto. La apertura a otros proveedores permitió el desembarco de Morgan Stanley con GNL proveniente de Egipto y con una flota de barcos metaneros más diversificada que podrá utilizarse para futuras operaciones.

Comentá la nota