Moreno vigilará precios de la tecnología

Giorgi reveló que contará con el secretario de Comercio para revisar la rentabilidad de las firmas que aumenten el valor de sus productos
La ley de impuestos internos a los productos tecnológicos todavía no fue promulgada y ya está creando más trabajo. Por lo menos, para el ya sobrecargado Guillermo Moreno, que sumará una nueva función a su cargo de secretario de Comercio Interior: revisar la rentabilidad de las empresas que osen aumentar los precios de celulares, monitores y otros artículos alcanzados por la norma aprobada anteayer por el Congreso.

"No va a haber aumentos de precios", prometió ayer la ministra de Industria y Turismo, Débora Giorgi, en diálogo con un reducido grupo de periodistas. Según explicó, los importadores y vendedores de productos tecnológicos podrán absorber el nuevo impuesto interno del 17% y la duplicación del IVA (del 10,5% al 21%) sin trasladarlo a los consumidores.

La ministra defendió la iniciativa que beneficia a los fabricantes de Tierra del Fuego (pues pagan sólo un tercio del impuesto interno), dijo que promoverá inversiones por 300 millones de dólares y acusó a los importadores de cobrar precios más altos que en otros países para quedarse con "una renta muy grande".

"¿Qué pasa si, finalmente, los electrónicos aumentan?", preguntó LA NACION. "Vamos a ver cómo está la situación de rentabilidad en la cadena y si esta ganancia está tributando como debe tributar. Y también ver si esa ganancia se localiza en la Argentina o se deja afuera. Vamos a tomar las medidas necesarias para defender el bolsillo de los argentinos", respondió.

-¿Entre esas medidas podría haber acuerdos o controles de precios?

-Vamos a evaluar a cada una de las empresas y ver cómo evoluciona.

-Pero no los descarta.

-Las medidas se verán en su momento. Pero igual yo creo que los precios no van a subir.

-¿Va a intervenir el secretario de Comercio Interior en esa revisión de la rentabilidad?

-El secretario de Comercio Interior está involucrado en las cuestiones de seguimiento de los precios, así que, obviamente, va a ayudar.

Las cámaras empresariales que reúnen a los importadores y a los fabricantes de electrónicos no instalados en suelo fueguino rechazaron el razonamiento de Giorgi. "Cada empresa [de telefonía celular] ha llevado la bonificación de los aparatos hasta el límite de lo posible para atraer más clientes. No hay espacio para poder ampliar ese tipo de estrategia absorbiendo un impuesto de esta magnitud", dijo Norberto Capellán, presidente de la Cámara de Informática y Comunicaciones (Cicomra). Insistió en que los electrónicos sufrirán alzas de hasta el 34% y habrá menor disponibilidad de productos, destacó que sí o sí se trasladarán al cliente porque "son impuestos directos al consumo" y señaló que la rentabilidad de las empresas del sector es "verificable" porque muchas de ellas cotizan en bolsa.

El presidente de la Cámara Argentina de Comercio e Importación de Equipos de Imagen, Fotografía y Electrónica (Cacieife), Bruno Udenio, sostuvo: "El Poder Ejecutivo puede tomar sus decisiones de revisar la rentabilidad o no revisar, pero no creo que haya una medida de cuál debe ser la rentabilidad. Hoy un producto tecnológico tiene que tener un servicio por detrás, por ejemplo, si tiene un problema la gente quiere que se lo repare".

La ministra Giorgi puso como ejemplo un estudio que dice que en la Argentina se paga el precio más caro por un celular iPhone y dijo que en muchos casos "se paga el doble" que en otros países por el mismo producto. "El mercado argentino importa 2300 millones de dólares en este tipo de productos. No sé si hay otro país en el mundo que tenga semejante mercado y que lo pague a precios muchos mayores, que no se explican por la tasa de nacionalización", dijo.

La funcionaria aclaró que la ley no alcanza a productos como computadoras (portátiles y de escritorio), televisores, secadores de pelo, microondas, equipos de música, estéreos, heladeras, calentadores y otros. Mencionó que las cámaras y videocámaras digitales ya lo venían pagando, así que no deberían sufrir cambios, pero Udenio la desmintió: "La ministra confunde videocámara con cámara. Las cámaras digitales hasta hoy no pagaban el impuesto. Ahora van a aumentar entre el 27 y el 28 por ciento".

En cambio, pasarán a pagar más impuestos los celulares, monitores para PC, home theaters, dispositivos de GPS, teléfonos satelitales y decodificadores, entre otros. "Ya hay un acuerdo con los empresarios para mantener el precio de los monitores, o incluso bajarlo", anunció Giorgi. Y vaticinó que los celulares no aumentarán porque dentro de seis meses ya van a tener que competir con los aparatos fabricados en la Argentina. "Tierra del Fuego está en la gatera", graficó.

Protagonistas

ALEJANDRO MAYORAL

Presidente de Afarte

"Prácticamente todas las grandes empresas tienen proyectos presentados y aprobados, y ahora están a la espera de que Industria termine de autorizar el proceso productivo."

NOBERTO CAPELLAN

Presidente de Cicomra

"Cada empresa ha llevado la bonificación de los aparatos hasta el límite de lo posible para atraer más clientes. No hay espacio para [absorber] un impuesto de esta magnitud."

Comentá la nota