"Moreno es el principal opositor"

El diputado nacional visitó la Sociedad Rural de Santa Fe y aseguró que el proyecto de una nueva ley de lechería que se tratará mañana sobre tablas no busca intervenir sino regular la actividad para evitar la pérdida de productores.
El diputado nacional santafesino Pedro Morini (UCR) aseguró anoche, en una reunión con la dirigencia de la Sociedad Rural de Santa Fe, que el proyecto de ley de lechería que se debatirá mañana en la cámara baja del Congreso Nacional "no está hecho para los Kirchner" y garantizó que el Secretario de Comercio Interior no sólo no tendrá injerencia en el órgano de aplicación, sino que es el principal interesado en que no prospere la iniciativa. "El mayor opositor de la ley es Guillermo Moreno", dijo el legislador, y respondió de esa manera al principal temor manifestado por los dirigentes locales.

En cuanto a los objetivos que persigue el proyecto, el ex presidente comunal de San Guillermo, descartó que se busque la "intervención" oficial sobre la actividad, pero sí una "regulación" que permita atenuar los ciclos que durante los últimos años dejaron fuera del sistema a miles de productores. Con ese fin podrían disponerse dos herramientas: un fideicomiso para que el Estado financie la colocación diferida del excedente de leche y la generación de un mercado de futuros para los lácteos.

No es para los Kirchner

Respondiendo a quienes critican la ley diciendo que servirá al gobierno nacional para controlar la actividad lechera, Morini explicó que la Comisión Nacional de Lechería, órgano encargado de definir las políticas para el sector, estará integrada por el Ministro de Agricultura y un funcionario específico del área de lechería, más 3 representantes por cada provincia lechera, 2 por el Congreso de la Nación, 5 por los productores representados por entidades con personería jurídica y 3 por la industria (grandes, medianas y cooperativas). "Yo me opuse hasta que esté el Ministerio de Economía adentro, porque me parece que este es un tema del sector. Esta ley no está hecha para los Kirchner, sino para el futuro; entonces si se habla de que está Guillermo Moreno en la Comisión es porque muchos no han leído la ley", señaló el legislador.

Entre otras facultades, este órgano deberá fijar un precio de referencia que unificará el valor de la producción de los tamberos argentinos.

A su vez, el proyecto, que la semana pasada obtuvo dictamen en tres comisiones, presupuesto, comercio y agricultura, dispone la creación del Fondo Nacional de Lechería (al que el Estado aportará $50.000.000) que destinará el 70% de los recursos a "subsidiar hasta un setenta por ciento (70%) la tasa de interés de créditos destinados a productores agropecuarios, industriales y transportistas, vinculados a la producción lechera".

El texto tipifica, entre los productores, que los beneficiarios se estratificarán en tres categorías: A, para quienes no superan los 550.000 litros anuales o 1.507 diarios; B, hasta 900.000 anuales o 2.466 diarios; y C, para los que produzcan hasta 1.300.000 de litros al año o 3.562 diarios. El 60% de los fondos se destinarán a razón de 30% para cada categoría.

Moreno opositor

Otra de las funciones de la Comisión Nacional de Lechería será "diseñar y aplicar un mecanismo de regulación y administración de volúmenes de producción", objetivo que motivó la preocupación de los ruralistas santafesinos de una posible "cuotificación" para los tamberos.

En ese sentido, Morini aclaró: "Cuando hablamos de regulación de la oferta nos referimos a saldos exportables", explicó que se piensa en dos mecanismos. Un fideicomiso que serviría para costear la colocación diferida de la producción en lugar de que la industrias trasladen al productor el costo de mantener altos stocks. Se trata "de no tener que salir a hacer los almacenajes que hacen la mayoría de las veces las empresas lácteas y que el costo financiero lo termina pagando el productor, esto es histórico y si no que alguien me demuestre que alguna vez ese costo lo pagó la empresa".

Y, por otra parte, un mercado a futuro que sea el ámbito para que el productor haga un contrato con la empresa "y se guarde el 30 ó 40% de la producción para en algún momento transformarlo en polvo y estoquearlo en un mercado como puede ser la Bolsa de Rosario en donde después la oferta se pueda hacer en conjunto", evitando el costo financiero y posibilitando hacer "un contrabalance en las épocas estivales".

El legislador explicó que se trata de "regular" en vez de "intervenir" y para aclarar la diferencia entre ambos conceptos recurrió a una metáfora futbolística, que también sirvió para disparar contra el Secretario de Comercio Interior: "Hoy no se podría jugar un partido si reglas; ahora, si el referí después es el número 12 de un equipo, como lo ha sido Guillermo Moreno en estos tiempos, ahí las cuestiones cambian".

Tras señalar que "una misma empresa cooperativa paga con valores distintos" en el norte santafesino, Morini acusó al polémico funcionario kirchnerista de generar la "cartelización" de las industrias y disparó: "Yo les digo, por los datos que tengo, el mayor opositor a esta ley es Guillermo Moreno".

Comentá la nota