Moreno exige a los frigoríficos las listas de sus clientes en el exterior

Moreno exige a los frigoríficos las listas de sus clientes en el exterior
Ayer envió un mail a los exportadores. Se trata de información comercial sensible.
Por indicación del secretario de Comercio Interior, se les solicita en forma urgente nos envíen el listado de clientes en el mercado externo", dice el texto de un correo electrónico recibido en las últimas horas por los frigoríficos exportadores. La última exigencia de Guillermo Moreno sorprendió al sector, ya que no es normal que se les exija información comercial sensible --los datos de los compradores de carne argentina--, y menos desde una dependencia encargada de monitorear el mercado doméstico.

Varios frigoríficos confirmaron ayer a Clarín haber recibido el escueto mail, en el que Moreno exige que le informen "con la mayor brevedad posible" y "en carácter de declaración jurada" la empresa, la persona, el teléfono, la dirección y hasta el correo electrónico de los extranjeros que les compran carne. "Es un requerimiento tirado de los pelos. Comercio Interior no tiene facultad para solicitar ese tipo de información, y menos a través de un simple correo, sin una resolución. Pero ya estamos acostumbrados a estos manejos", dijeron en una de las plantas exportadoras.

En la mayoría de los frigoríficos consultados hubo reparos similares y alguno analizaba no enviar el listado requerido por Moreno. Pero el grueso iba a cumplir con la extraña solicitud. "No nos queda más remedio. Si no lo hacemos, Moreno es capaz de trabarnos los ROE", confesó un empresario, en referencia a los permisos de exportación que otorga la ONCCA, con una previa autorización de Comercio Interior.

El gran interrogante ayer era para qué querría Moreno conocer el nombre de los compradores externos de carne. Y por qué no recurría a organismos que disponen de la información, como la Aduana y la propia ONCCA.

Por cierto, esta ofensiva se produce en el marco de una recuperación de los precios del ganado vacuno (en Liniers, el novillo subió desde comienzo del año, de 2,70 a 3,70 pesos por kilo vivo), que ya se siente en las góndolas. Y en medio de una pulseada entre el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, y los exportadores, debido al retraso del Estado --de entre seis y ocho meses-- para devolver al sector los créditos fiscales por el IVA. Los frigoríficos reclaman una suma millonaria y la demora en los pagos les resta capacidad de compra. En criollo: tienen menos plata y esto actúa como techo para la suba de la hacienda.

Aún así, ¿para que querría Moreno el teléfono y dirección de los importadores de carne? Una espaculación era que busca detectar ventas hacia paraísos fiscales. Ese fue el argumento que días atrás utilizó Echegaray para justificar la no devolución del IVA a los exportadores de granos y aceites.

Pero había otras hipótesis más burdas. Por caso, que Moreno podría llegar a facilitar ese listado a ciertos empresarios de la carne con los que se reúne todos los viernes, y que han comprado varias plantas de faena el último año.

Comentá la nota