Moreno dice que ya no dirige la papelera de Massuh

Un juez federal de La Plata ordenó clausura preventiva de la ex Massuh, pero el fin de semana trabajó igual. Moreno dice que el nuevo gerente general es Fernando López
"El 31 de agosto terminó mi gestión en Papelera Quilmes (ex Massuh)", afirmó ayer el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para desligarse del incumplimiento de una orden judicial que ordenó clausurar por contaminación de la planta industrial ubicada en ese partido en el sur del Gran Buenos Aires.

"El gerente general es Fernando López, habría que hablar con él", agregó Moreno en declaraciones a El Cronista .

El funcionario, uno de los preferidos de Néstor Kirchner, dijo estar "muy bien" en el diálogo mantenido con este medio.

Sobre el tema de la papelera, en tanto, se mostró sorprendido por la clausura preventiva que ordenó el juez federal de La Plata, Luis Arias. "Me comentaron que el miércoles hay una audiencia de conciliación. Igual me sorprenden que ordenen la clausura por un juicio que era contra Massuh. Quizás los juicios tengan carácter transitivo", dijo Moreno, en relación a la continuidad operativa y física, pero no jurídica, entre la papelera anterior y la actual. A pesar de la orden judicial, la papelara continuaba ayer operando normalmente.

Las chimeneas de la planta, ubicada en el kilómetro 14,5 del Camino General Belgrano (Quilmes), siguieron ayer emanando humo, mientras que el ingreso y egreso de empleados ocurría con la habitualidad de los sábados, según denunciaron los vecinos, a pesar de la decisión del magistrado del fuero Contencioso Administrativo.

Isidoro Chávez y Roberto Parra, de la Unión Vecinal de Quilmes, así lo manifestaron en la puerta de la fábrica, que debía estar cerrada por orden del magistrado, bajo pena de aplicar una multa de $ 30.000 diarios.

Ambos denunciaron que en los barrios linderos a la planta "hubo varias muertes, chicos y viejos enfermos, personas con problemas oncológicos, y no tenemos ayuda de nadie. Hay gente enferma que le está haciendo juicio a la empresa".

Según reveló Parra, "cuando hay una neblina que se asienta, el olor es tan insoportable que ni siquiera se puede dormir". Los vecinos esperaban este fin de semana la presencia de Moreno, quizás desconociendo que no dirige más la papelera.

Comentá la nota