Moreno aprobó más aumentos

Ayer siguió con su rutina y autorizó una suba del 3% a varias empresas
La llegada de Amado Boudou al Ministerio de Economía no provocó cambios en la rutina de Guillermo Moreno, y aunque no estuvo en el acto donde se formalizaron los cambios en el gabinete, ayer autorizó nuevos aumentos de precios para un grupo de empresas de alimentos y artículos de tocador.

El secretario de Comercio Interior comunicó ayer a las cámaras que reúnen a supermercados, mayoristas y autoservicios que otras tres firmas proveedoras estaban autorizadas a enviar listas de precios con ajustes del 3 por ciento. Las beneficiadas con el visto bueno oficial fueron Nivea, Ledesma y Unilever, aunque en todos los casos las subas sólo comenzarán a regir a partir del lunes 20.

Con la incorporación de estas tres empresas ya suman casi dos decenas las firmas que obtuvieron la autorización de la Secretaría para disponer pequeñas subas en sus precios de venta al público, tras la tregua electoral que rigió durante junio y que se tradujo en la postergación de cualquier pedido de aumento. Igualmente, fuentes del mercado aseguran que hay otras 40 empresas de primer nivel que todavía siguen a la espera de que Moreno les apruebe un ajuste en sus precios.

En la mayoría de los casos, los aumentos ya habían sido decididos en reuniones celebradas entre el viernes y el lunes pasados, aunque la política oficial es ir informando las subas a los canales de manera escalonada, con el objetivo de impedir que se produzca una ola generalizada de aumentos.

En principio, el único cambio en la rutina de Moreno fue la suspensión de la reunión de los viernes que realiza todas las semanas con la cadena productiva y comercial de la carne. Estos encuentros -de los que participan desde los frigoríficos hasta los supermercados, pasando por los consignatarios de hacienda y los sindicatos de la carne- se vienen llevando a cabo desde hace más de dos años casi sin interrupciones, aunque esta vez la cita de mañana fue postergada. La causa no hay que buscarla en un probable impacto provocado por el cambio en el gabinete nacional, sino en el asueto administrativo que dictó el Gobierno para frenar la pandemia de gripe A.

Comentá la nota