Morelli quiere gravar a EDET por el uso del espacio público

El Concejo Deliberante evalúa un proyecto para imponer una tasa al tendido eléctrico. El jefe municipal propone que la empresa pague un equivalente al 6% de las ventas brutas de energía. Advertencia de usuarios
El intendente de Concepción, Osvaldo Morelli, pretende gravar el tendido eléctrico para incrementar la recaudación municipal. Así lo planteó en un proyecto de ordenanza que presentó ante el Concejo Deliberante.

Mediante la iniciativa, el jefe municipal de Participación Cívica aspira a que las lineas eléctricas de la empresa EDET SA abonen una contribución equivalente al 6% de las ventas brutas de energía. Incluso, de aquellas correspondientes al alumbrado público de la ciudad.

Se trata de la segunda iniciativa con el mismo tenor elevada ante los ediles por el intendente. Durante agosto, la resistencia vecinal motivó que se diera marcha atrás con una iniciativa oficial mediante la que se pretendía aumentar el tributo referido a la iluminación callejera. De hecho, la modificación de la ordenanza 838 generó una serie de conflictos internos en el Concejo y detonó la renuncia de su presidente, Carlos Villaluenga. Aunque el renunciante dejó en claro que otras eran las causas de su dimisión, luego admitió que estaba en contra de la modalidad en que se pretendía instrumentar la suba (hubiese sido del 25%).

El nuevo proyecto destaca que, por su adhesión al Pacto Fiscal, Concepción gozaba de un descuento del 6% del valor de la energía. "Por hacer uso de ese beneficio para los vecinos, el municipio resignó ingresos por la Contribución sobre Ocupación o Utilización de Espacios de Dominio Público", se destaca en los considerandos de la iniciativa. Luego, advierte que con los aumentos en el servicio eléctrico autorizados por el Estado durante 2008, se perjudicó a los vecinos de Concepción. "En función de haberse desconocido acuerdos previos, es conveniente que este Estado municipal no se vea privado de los ingresos que, en razon de su poder de imperio, le corresponden", justificó el Departamento Ejecutivo.

Sin embargo, vecinos autoconvocados temen que el 6% de incremento que sufrirá la tasa referida a la utilizacion del espacio de dominio público se termine trasladando a los usuarios. "Se insiste en el afán recaudatorio a costa del bolsillo de los vecinos. La situación de las familias es agobiante por la inflación, y los comercios, que además sufren una fuerte presión fiscal, hoy se verán asfixiados por el municipio. Más que pensar en cómo imponer nuevos impuestos, sería bueno que en Concepción haya claridad presupuestaria", se quejó el ex concejal radical, Raúl Albarracín.

Comentá la nota