¿Ley mordaza en Santa Fe?

En concordancia con la gestión Kirchner, Hermes Binner salió a apoyar y a decir que es importante darle tratamiento a la controvertida Ley de Radiodifusión. ¿Será por el capitulo de "observatorio de contenidos" o la posibilidad que el Estado tenga la mayor cantidad de medios posibles?
Mientras tanto, utilizan el poder la publicidad para domesticar o condicionar a los medios locales, y los que son díscolos ven minimizadas sus pautas o reciben presiones por el accionar de alguno de sus periodistas rebeldes.

Este gobierno, que no se cansa de pregonar que es el paladín de la transparencia y que exige la ley de Libre acceso a la información, es más de la retórica marketinera. Es imposible saber cuánto es la pauta oficial en los medios, muchos se sorprenderían sobre el amiguismo que reina en las decisiones del secretario de Comunicación de la provincia.

En materia gráfica los medios de mayor tiraje son, tomando el mejor día de la semana, La Capital y El Litoral. Luego está Sin Mordaza con 12.000 ejemplares los miércoles. Los domingos Crítica de Rosario no llega a 700 ejemplares, el Uno de Santa Fe vende 2.000 por día, El Ciudadano 1.000 y Rosario/12 800. Si sabemos que la pauta al Uno es superior a la que recibe El Litoral en cifras reales, ni que hablar en forma proporcional. O lo que percibe el Crítica rosarino o Rosario/12 por la poca inserción que tiene, pero la pauta es muy jugosa comparada a la paupérrima cifra que llegaba a este humilde medio, que encima no cobra precio de tapa. Pero como estamos muy críticos con la gestión, el mes pasado nos bajaron la pauta. Ante el pedido de explicación recibimos como respuesta que se habían equivocado y que se iba a compensar en septiembre. Ayer consultamos qué habían previsto para este mes y la respuesta de Rubén Galassi por menaje de texto fue: "La pauta es la misma. No puedo aumentar a nadie. Como ustedes comentan reiteradamente, la provincia tiene déficit. Saludos". Lamentable respuesta. Sólo queríamos que cumpla su palabra de corregir lo que reconoció que se había equivocado. Nos preocupa la falta de consideración a este multimedio que posee tres programas de TV de gran audiencia, el portal político más visto de la provincia y un periódico con cobertura provincial. Sabemos, porque lo avisos están a la vista, que hubo incrementos de pautas para algunos y aumento de tarifas para otros. Pero este funcionario también maneja las pautas de Lotería de Santa Fe, Aguas Santafesinos, EPE, API y otras dependencias que sólo las reciben los medios afines. Hay portales rosarinos que no tienen ni 100 vistas diarias y exhiben varios banner de provincia. Son proyectos personales monotributistas, mientras que los que han desarrollado una empresa que permiten a varios trabajadores de prensa tener un trabajo digno, reciben igual o menos partida. Hay discriminación y poca valoración real de los medios.

Lógicamente que estos privilegios no son gratis: por autocensura o por alguna llamada recibida, terminan copiando y pegando los partes de prensa del gobierno. Nada de investigación. Nada de hacerse eco de noticias que pueda perjudicar a la gestión. Hagan memoria... ¿quién reflejó las denuncias de la revista Entre Líneas sobre los gastos y la fiesta socialista o del periódico Pueblo Regional de Venado Tuerto sobre el "clientelismo político" con un festival de cheques de Desarrollo Social? Pero sí todos pusieron la noticia no verificada de las famosas garrafas de la campaña Reutemann-Latorre. ¿Quién reflejó la realidad de la licitación de los acueductos, quién dijo algo sobre los sobreprecios de la ropa policial? Sólo Sin Mordaza, Alejandro Colussi de LT9 y el Dr. Luis Novarecio de LT2. El resto miró para otro lado. En otros tiempos habría sido noticia para una semana.

La prueba más contundente de discriminación es lo que pasa en las emisoras de AM santafesinas, donde "la líder" LT9 recibe la mitad de lo que se pauta en la radio universitaria. Se dice que la salida de Alejandro Colussi de la mañana tiene que ver por gestiones y acciones de Bonfatti y Galassi, que no ven con buenos ojos las críticas diarias del periodista, por eso no pautan la mañana perjudicando económicamente a la emisora. Ante varios planteos, entre ellos de contenidos, Colussi habría dado un paso al costado para no afectar los intereses de la radio, aunque la emisora negocia para convencerlo y que vuelva porque los números de audiencia lo respaldan.

Binner sueña con tener su propio multimedio que cubra toda la provincia para unificar discursos aunque corra el riesgo ser otra radio y TV nacional que nadie escucha ni ve, pero sí generará muchos puestos de trabajo para los periodista "progres" afines y un gran gasto para las arcas provinciales.

Hay responsabilidad del gobierno por esta injusticia pero también hay responsabilidad de la oposición, que no ha dicho ni plasmado ninguna iniciativa para saber la verdad sobre estos manejos y tratar que se corrijan. ¿No debería ser tema del diálogo político que no se discriminen a los medios por sus contenidos críticos? Les recordamos que existe el fallo Diario Río Negro c/Gobierno de Neuquén donde se condena la discriminación por haber bajado la pauta que venía teniendo de la gestión anterior. Si tomáramos ese dato, a Sin Mordaza lo han discriminado doblemente.

Comentá la nota