La moratoria logró baja adhesión en el bimestre clave

A pesar de que en marzo y abril daba más beneficios, solo se habrían anotado en la moratoria unos 20.000 contribuyentes. El mercado presiona para pagar con bonos
La AFIP ve terminar abril y al mismo tiempo el bimestre durante el cual es más beneficiosa la moratoria impositiva vigente con muy pocos anotados, unos 20.000, y esto se debería a que el mercado pulsea con el fisco para obtener nuevas ventajas. En particular, desde distintas usinas presionan para que se permita el pago de las cuotas con títulos públicos, como ocurrió en una ocasión.

Si el contribuyente se acoge a la moratoria en el primer o segundo mes de su vigencia –marzo y abril–, deberá ingresar en concepto de intereses hasta el techo que represente el 30% del capital adeudado, resultando condonado el 70% restante. Esta proporción disminuye al 60% y al 50% en los bimestres siguientes.

Sin embargo, termina este primer bimestre de vigencia con muy pocos anotados, y según fuentes del mercado, estos serían mayormente beneficiados con la condonación de multas, que es a costo cero.

En cambio, mucho menos serían los que optaron por el ingreso al plan de facilidades de pago para deudas impositivas, que consiste en un pago a cuenta equivalente al 6% de la deuda y hasta 120 cuotas mensuales, con un interés de financiación del 0,75% mensual.

Esto se debería a que los profesionales que aconsejan a los contribuyentes tienen en mente un antecedente de 2001, cuando el Decreto 1005 que otorgó una moratoria tuvo que ser ampliado por el Decreto 1384 del mismo año.

De este modo, los deudores impositivos podrían obtener un perdón de los honorarios de los abogados del fisco del 85%, mientras que ahora es de 50%, lo que se ve como insuficiente de parte de los contribuyentes que podrían beneficiarse con la moratoria.

Y, sobre todo, el Decreto 1384/2001 permitió el pago de las cuotas del régimen de perdón impositivo con títulos públicos: a esto apuntaría el actual forcejeo del mercado con el Gobierno.

Efectivamente, el beneficio de perdón de intereses para el primer bimestre se diluiría ante la posibilidad de abonar la moratoria con bonos, dijo un especialista consultado.

Pagar con títulos sería beneficioso, incluso, a pesar de que para ingresar dos veces en la moratoria hay que anular la primera presentación, imputar los pagos que se hayan hecho al segundo ingreso y empezar todo de nuevo.

Es que, si bien la ley establece que se puede solicitar el beneficio por única vez entre marzo y agosto, esto quedó relativizado por la reglamentación que estableció un mecanismo para tener una segunda oportunidad.

Esta misma flexibilización del reglamento de la ley que creó la moratoria es la que da a los contribuyentes la impresión de que, ante la necesidad de fondos frescos, el Gobierno puede seguir abriendo la mano.

En igual sentido, iría una resolución que la AFIP tendría en cartera para ampliar los bienes en los que se pueden invertir los fondos que ingresen al blanqueo, los que llegarían hasta a mejoras de inmuebles y bienes usados. Hasta ahora habría sólo 130 anotados en la exteriorización de capitales y bienes.

Comentá la nota