La moratoria haría caer juicios por más de $ 2.000 millones

Son demandas que ya inició la AFIP a frigoríficos, cerealeras, pesqueras, supermercados y hasta clubes de fútbol. Y que también incluyen a varios empresarios de peso. Con el plan del oficialismo, evitarían penas que llegan hasta la prisión.
Si el Congreso decide aprobar la moratoria impositiva que impulsa la Casa Rosada, quedarían en la nada más de 3.600 juicios penales contra presuntos evasores acusados de no pagar impuestos por más de 2.137 millones de pesos. Se debe a que el proyecto del oficialismo establece que, no bien las deudas se salden con las rebajas ofrecidas, las acciones penales contra estas personas -físicas y jurídicas- queden suspendidas.

Esa montaña de expedientes va a ir derecho a saturar los archivos de Tribunales. Según los registros oficiales, 3.638 son las causas que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) inició en los últimos años: 1.432 en 2006, en reclamo de $ 692 millones; 1.367 al año siguiente para tratar de cobrar otros 909 millones y 839 en lo que va de 2008 por 539 millones de pesos más.

Los delitos tributarios tienen diferentes sanciones, que en los casos más graves -más de 100 mil pesos evadidos en un mismo impuesto y en un mismo período-pueden llegar a penas de prisión. Pagando menos de lo que la AFIP reclamó originalmente en esos 3.638 casos, evitarán todo castigo desde multinacionales hasta pequeños contribuyentes, cerealeras, supermercados y constructoras, pesqueras, clubes, líneas aéreas y financieras y haras.

El listado de empresas denunciadas es de libre acceso en el sitio web de la AFIP. No incluye denuncias anteriores ni las virtuales confesiones de empresas como Skanska, que por su cuenta decidió pagar más de 21 millones de IVA y Ganancias que dijo adeudar.

Un juez que lleva muchas de estas causas dijo a Clarín que la medida que impulsa el Gobierno es "lisa y llanamente una amnistía". "Lo más grave de todo -opinó- es que pone en un plano de igualdad a los ciudadanos que cumplen la ley con los que no la cumplen".

De acuerdo al proyecto del Ejecutivo, la moratoria permitirá una rebaja de hasta el 70 por ciento de los intereses de todos los acusados de evasión. El ex titular de la AFIP, Alberto Abad, calificó el proyecto como "socialmente injusto", mientras que su sucesor, Claudio Moroni, respondió que quienes hayan estado al día tuvieron mayores facilidades para acceder a créditos.

Las cerealeras son de las empresas más denunciadas por la AFIP. En la lista oficial figuran Agro Land, Agro Muñoz, Agro Saladillo, Agroquiroga, Agroservicios Entre Ríos, Cerealera Santafesina, Cereales Laborde, Cereales Marcos Juárez y Monsanto, entre otras.

Algo parecido ocurre con los frigoríficos: aparecen Araucano, Ranquelino, Entre Ríos, Gorina, Tolosa, La Cabaña, Verónica y más. Todos podrán entrar en la moratoria, al igual que grandes compañías y empresarios como Aceros Zapla (Sergio Taselli), Enrique Menotti Pescarmona, Harengus (Bulgheroni) o Ledesma (Blaquier).

En el rubro pesqueras, sobresalen Conarpesa, Universal y Los Moros. Entre los clubes, Newell's Old Boys y Colón de Santa Fe. Y hay más: la supermodelo Valeria Mazza, la ex línea aérea Dinar, la financiera Puente Hermanos, Transvideo, los supermercados Toledo, la línea 22 de colectivos.

Estas 3.638 causas que abrió la AFIP están desperdigadas por todo el país. Entre otras pocas excepciones, se les negaría la posibilidad de entrar en la moratoria a aquellos que tengan sentencias firmes. Pero otro juez que lleva causas sobre evasión advirtió al respecto: "Hoy se entiende que un fallo no está firme hasta que no haya decisión de la Corte". En ese caso, con la sola interposición de un recurso de queja, simplemente a la espera de que la Corte lo trate, un deudor podría acogerse a la moratoria.

Comentá la nota