Por la moratoria, baja 50% la deuda reclamada por la AFIP.

Por la moratoria, baja 50% la deuda reclamada por la AFIP.
Es el dinero discutido en la Justicia; el blanqueo no se prorroga para evitar sanciones externas.
Todo el stress que generaron desde marzo el blanqueo y la moratoria se convertirá en un fuerte alivio para el fisco y los contribuyentes, cuando finalice este polémico régimen, ya que un 90% de la deuda administrativa y un 50% de la deuda judicial quedarán extinguidas. Así lo informaron a LA NACION fuentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que ratificaron que está previsto que pasado mañana termine el llamado Acuerdo Fiscal, salvo para "casos extraordinarios", que podrán presentarse hasta el martes al mediodía.

De este modo, Echegaray decidió saldar una eventual polémica con el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que controla las normas de lucha contra el lavado, si el régimen se prorrogaba. Sin embargo, el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, tenía una opinión favorable a que se utilizara la facultad que otorgaba la ley para extender el perdón impositivo, en sintonía con el reclamo de viva voz de las entidades que reúnen a los contadores.

Más allá de las polémicas, Echegaray exhibe con orgullo el régimen como "una oportunidad extraordinaria que, como tal, tiene que tener un final como se había establecido".

"Hubo mucha campaña en contra de este régimen, inclusive en el GAFI, que aceptó esta medida por su carácter extraordinario. Por lo tanto, extenderla sería trastocar su esencia", dijo el funcionario en un breve diálogo con LA NACION.

Cerca del jefe de la AFIP afirmaron, conformes, que frente a la fuerte energía que insumió este plan en los últimos seis meses ahora el panorama de causas administrativas y fiscales quedará sumamente aliviado, pese a que analistas y dirigentes de la oposición cuestionaron la excesiva generosidad de la ley. De hecho, sólo las causas penales por evasión que tengan fallo en firme se aplicarán; el resto, si los contribuyentes ingresan a la moratoria, cesarán.

Por esta razón, nueve de cada diez contribuyentes que adhirieron al "acuerdo fiscal" entraron a la moratoria impositiva y el restante, al blanqueo. En montos, el 70% corresponde al primer rubro y el 30%, al segundo.

Aunque todavía resta la febril carga de datos de hoy, mañana y pasado a través de la página web de la AFIP, anoche había entusiasmo porque "en la última semana se aceleró mucho el ingreso de contribuyentes por el blanqueo". De hecho, el jueves ingresaron 15.000 personas y ayer 10.000 más, totalizando 136.000.

En AFIP aclararon que "el servidor del organismo puede procesar 500.000 solicitudes diarias", aunque los contadores se quejaron de las demoras para poder ingresar los datos de los contribuyentes.

En el balance de este plan, aparecen los aspectos positivos y negativos para la conducción de la AFIP:

-Del lado positivo, la mencionada reducción de la "mochila" de deudas, que "permitirá focalizarse mejor en las fiscalizaciones, sobre todos los sectores que no hayan ingresado al blanqueo desde septiembre".

-Del lado negativo, la "falta de entusiasmo" de varias entidades bancarias para promocionar el régimen, aunque desde el sector financiero indicaron que la cautela se debió a que no se modificaron ni la ley penal cambiaria ni los controles de lavado emanados del GAFI.

En términos de ingresos, en la AFIP afirman que, más allá de sumar algo de dinero en el corto plazo al fisco, los contribuyentes que se sumaron al plan oficial "ensancharán la base imponible de bienes personales y ganancias el año próximo".

"El sector privado puede volver a crecer porque el contexto económico ahora se lo permite", concluyó Echegaray, que negó que los continuos cambios normativos en la reglamentación del plan hayan conspirado contra su éxito.

La recaudación, con una leve alza

* La recaudación de agosto sintió el impacto negativo del parate generado por la gripe en el IVA de julio. Por este factor, el alza de este mes fue de un dígito respecto de los 24.246 millones de pesos de agosto de 2008. Se espera una mejora para septiembre, tanto en IVA como en retenciones.

Comentá la nota