Ni Moralez, ni Díaz, ni Gracián.

Racing / Sin soluciones por el enganche, Llop quiere a Rubén Ramírez.
MAR DEL PLATA - Las complicaciones por lograr la continuidad de Maximiliano Moralez aumentan. Incluso, el representante del jugador, Miguel Pires, calificó como casi imposible llegar a un acuerdo. Por eso los dirigentes de Racing iniciaron gestiones para buscar un futbolista que ocupe ese puesto y la intención era contratar a Damián Díaz, de Boca.

Las autoridades de la Academia enviaron un fax a la entidad xeneize pidiendo condiciones por el futbolista, pero la respuesta no fue la esperada: los dirigentes del club de la Ribera descartaron la posibilidad de negociar por Díaz y, a cambio, ofrecieron a Leandro Gracián.

Rápidamente se cortó la comunicación: Racing no está en condiciones de pagarle a Gracián lo que el volante gana en Boca y, además, anteayer, en declaraciones a radio La Red, el entrenador Juan Manuel Llop dijo que no le interesaba contar con el ex futbolista de Vélez.

Por lo tanto, ahora las negociaciones se concentrarán en otro sector del campo: se realizarán todos los esfuerzos posibles por acordar un vínculo con el delantero de Colón: Rubén Ramírez, la obsesión de Llop para el Clausura próximo.

Comentá la nota