Evo Morales también ataca a la prensa

El líder cocalero y presidente de Bolivia hará juicio contra un diario por una investigación que realizó sobre corrupción en su gobierno. Así, sigue el ejemplo de su amigo caribeño, Hugo Chávez
La demanda fue presentada en diciembre pasado por el presidente boliviano por "infamias y calumnias". Los trabajadores del diario La Prensa, primero en recibir un juicio por parte del gobierno, se presentaron en la audiencia con carteles y barbijos.

Todo comenzó cuando La Prensa publicó una investigación sobre un caso de contrabando del llamado caso de los "33 camiones de Pando", ocurrido entre junio y agosto de 2008. En la misma se señalaba la vinculación de uno de los contrabandistas, Jesús Chambi, con Evo Morales.

Según este informe, Chambi dirigió cartas al presidente boliviano pidiéndole una "solución" para destrabar el conflicto con sus mercancías, que estaban retenidas por no pagar los correspondientes aranceles.

Un titular del diario ("Evo negoció luz verde con los contrabandistas dos meses antes") provocó la ira del mandatario, quien primero fustigó públicamente a dos periodistas ligados al medio, para tres meses después presentar una demanda.

La querella fue interpuesta por los abogados del Gobierno ante la División de Corrupción Pública de la Fiscalía, como si se tratase de un proceso penal.

Los periodistas que sufrieron la ira pública de Morales recibieron después de ese episodio agresiones en la calle y amenazas telefónicas de muerte. Luego le tocó el turno al jefe de Redacción del diario, Carlos Morales Peña, que empezó a recibir llamadas intimidatorias para que se aparte de la investigación.

Ayer quedó constituido el Tribunal de Imprenta que deberá resolver la demanda y mañana definirá el cronograma de actuaciones.

Comentá la nota