Evo Morales: "Con Obama, EEUU cambió el color y no el contenido ideológico"

El presidente de Bolivia, Evo Morales, criticó a EE.UU. por su actuación en la crisis de Honduras y el acuerdo militar con Colombia, al tiempo que defendió el socialismo como una solución a las diversas crisis que vive el mundo, cinco días antes de los comicios en los que buscará su reelección.
El mandatario fijó su postura respecto al Gobierno de Barack Obama en una rueda de prensa con medios internacionales en el Palacio de Gobierno, en la que habló de política exterior, de sus rivales políticos y de la campaña que cierra el jueves.

Morales, que gobierna Bolivia desde enero del 2006, busca la reelección para el próximo quinquenio frente a siete rivales opositores en los comicios adelantados que se celebrarán el domingo.

El gobernante izquierdista fue más allá de su habitual critica a Estados Unidos y a lo que llama "imperialismo norteamericano", al señalar que Obama cambió "el color", pero no el contenido ideológico de ese país.

"Lamento mucho decir que con el señor Obama, si algo cambió, es solo de color, y no cambió nada de contenido ideológico, programático, en Estados Unidos", afirmó Morales, al criticar la actuación de EE.UU. en la crisis de Honduras y su reconocimiento de las elecciones celebradas el domingo.

En Honduras "hay una dictadura dirigida por el imperio" y Obama tuvo en sus manos garantizar la democracia en ese país, donde hay bases del Ejército estadounidense, dijo.

EL jefe de Estado boliviano también se declaró convencido de que EE.UU. fomentó el aumento del narcotráfico y del terrorismo en Colombia para justificar la presencia de sus militares en bases de ese país.

"Yo estoy convencido de que EE.UU. hace crecer el narcotráfico en Colombia para justificar una base militar", enfatizó, para después asegurar que, además, fomenta el terrorismo en esa nación.

Morales y sus colegas de la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA) han identificado en esas bases militares que usará EE.UU. en Colombia una amenaza en su contra, por lo que discuten una doctrina de "defensa regional" que respete las particularidades nacionales.

Durante la conferencia de prensa, el gobernante también defendió el socialismo como una solución a los problemas que, en su criterio, ha creado el capitalismo con las crisis financiera, energética, alimentaria y climática.

"¿Para qué sirve ese capitalismo que trae tanta crisis? (...) ¿Cuál es la solución? Sigo convencido de que es el socialismo, para unos el socialismo del siglo XXI, para otros el socialismo comunitario", sostuvo.

El presidente izquierdista, que en octubre pasado cumplió 50 años, también se mostró muy confiado en alcanzar el triunfo para su reelección, con un 70 por ciento de los votos.

Según el último sondeo difundido por la prensa, Morales tiene en la actualidad un 55 por ciento de respaldo, frente al 18 de su principal rival, Manfred Reyes Villa, y el diez por ciento del empresario Samuel Doria Medina.

Morales también aprovechó su encuentro con la prensa internacional para negar que su campaña esté sostenida por el narcotráfico, como han señalado sus opositores y, en cambio, destacó que sus políticas contra las drogas son más efectivas que las de Gobiernos anteriores.

Comentá la nota