Morales: "Mejor no hablemos de los perversos que rodean a Alfonsín"

El titular de la UCR se reunió con el ex presidente y acordaron crear un frente alternativo electoral. La palabra de Leopoldo Moreau.
El ex presidente Raúl Alfonsín y el titular de la UCR, Gerardo Morales, ratificaron hoy la creación de un frente electoral alternativo pese a "escollos" y "garrotes" que, entienden, recibirán tanto desde adentro como desde afuera de la fuerza.

Los dirigentes mantuvieron un encuentro este mediodía durante al menos una hora, en el departamento del ex presidente, donde juntos elaboraron un nuevo manuscrito que ratifica la intención de formar una fuerza alternativa "sobre todo si se vislumbra el peligro de rupturas institucionales".

Una carta firmada por Alfonsín abrió esta semana la polémica acerca del flamante acuerdo entre la UCR y la Coalición Cívica (CC) de Elisa Carrió, donde decía que las fuerzas no coincidían en cuanto a "posiciones ideológicas", y llevó a Morales a visitar hoy al ex presidente para "aclarar" algunos puntos.

Al salir del encuentro, el dirigente radical aseguró que habían conversado "mucho" y evitó referirse a los orígenes del texto que criticaba el acuerdo: "De los perversos que lo rodean (A Alfonsín) mejor no hablemos", sentenció.

Con una sonrisa, Morales dijo que "no hay diferencias" y expresó que entre ambos escribieron un nuevo texto en el que se justifica la necesidad de construir una fuerza alternativa.

"El diálogo ha sido siempre una bandera de la UCR y a veces las coincidencias de las fuerzas opositoras abarcan universos que permiten pensar en el lanzamiento de frentes electorales sobre todo si se vislumbra el peligro de rupturas institucionales", pudo leerse en la carta.

En este sentido, Morales aclaró que se trata de una ratificación de la línea resuelta por el partido en la Convención de Rosario, en Avellaneda y en el encuentro de Mina Clavero, Córdoba, que es "la decisión de buscar un espacio alternativo para el país".

A su vez, el dirigente destacó que "los encuentros no son interpersonales sino partido a partido", en referencia a la figura de Carrió y la polémica que despertó el acuerdo, hasta desde sectores oficialistas.

Consultado acerca de la relación entre Carrió y Alfonsín, dijo que el ex presidente "tiene un muy buen concepto de ella, no hay ningún problema, hay que hacer un gran esfuerzo para reconstruir el sujeto político y dejar de lado las diferencias".

"Es impostergable buscar los puntos de coincidencia para buscar la alternativa que el país necesita", expresó Morales, al tiempo que adelantó que tienen previsto "avanzar sobre la base de un programa y una estrategia electoral y parlamentaria común de cara a las elecciones de 2009 y 2011".

En el texto de la carta Morales y Alfonsín advirtieron posibles "rupturas institucionales" y, al ser consultado, el titular de la UCR dijo que "no sólo se dan ante gobiernos militares sino también en el marco de las mismas democracias cuando el gobierno hace todo lo posible para tenernos separados y se desnaturaliza la alternancia".

Morales no descartó un posible regreso del vicepresidente Julio Cobos al partido y si bien aclaró que ahora cumple una función en el gobierno, cuando ésta termine hablarán "para ver si quiere volver".

"Estamos trabajando en normalizar el partido en todos los distritos, vamos a tener diálogos con el cobismo, con los radicales que quieran volver al partido", aseguró.

Además, indicó que continuarán el diálogo con otras fuerzas como el socialismo y advirtió que "cuando hay una fragmentación la única posibilidad de que haya alternativas, que hoy no hay, es recuperar la idea de un proyecto nacional".

"Va a haber escollos desde adentro y desde afuera, va a haber gente que nos va a garrotear desde adentro y desde afuera,algunos vienen impulsados por el gobierno, pero no importa nosotros estamos por encima", puntualizó.

Por último, señaló "la construcción de un espacio de distintas fuerzas políticas también implica la preservación de la identidad de cada uno de los partidos".

DUDAS SOCIALISTAS. “Todavía no se ha formado un frente maduro como para anunciar un acuerdo nacional.” Con esa frase, el titular del Partido Socialista, Rubén Giustiniani, salió ayer a bajarle el tono a la reunión del pasado martes en la que Elisa Carrió (Coalición Cívica) y Gerardo Morales (UCR) lanzaron una alianza electoral entre los partidos que conducen y en la que además avisaron se reunirán con las autoridades del socialismo.

Giustiniani, ex candidato a vicepresidente de Lilita, dijo durante una entrevista con una radio rosarina que “las elecciones del año que viene pueden ser la primera estación de cara a 2011”, pero dejó en claro que todavía no hay nada cerrado. Su respuesta apeló a la lógica que utilizan los miembros del Partido Socialista al referirse al armado electoral: los comicios de 2009 son por distritos y en cada provincia se pueden hacer acuerdos distintos. Por eso sacó el pie del acelerador, porque el armado es lento.

EL HOMBRE DETRÁS DE LA CARTA POLÉMICA. El dirigente radical bonaerense Leopoldo Moreau, quien había sido señalado como uno de los impulsores de la crítica que había hecho Alfonsín al acuerdo de la UCR con Elisa Carrió, dijo que las declaraciones de Morales ratifican la postura del ex presidente y "supedita cualquier eventual acuerdo electoral a coincidencias programáticas, antes que a candidaturas".

En declaraciones a DyN, Moreau dijo que el comunicado que dieron a conocer hoy Morales y Alfonsín "no excluye a ningún dirigente del radicalismo o de origen radical de un futuro armado electoral. Se remite cualquier decisión a los cuerpos orgánicos del partido, a la Convención Nacional y a las provinciales".

Comentá la nota