Morales: "El kirchnerismo se preparó para gobernar sin el Congreso"

El futuro jefe del bloque radical en el Senado dijo sobre el kirchnerismo: "Es la expresión de la versión civil de la ruptura constitucional que antes se daba a manos de militares"; además, admitió a lanacion.com, que la oposición no supo capitalizar el triunfo de junio
Después de cuatro años en el Senado, Gerardo Morales conoce como pocos los modos, estrategias y maniobras del kirchnerismo acostumbrado a la hegemonía parlamentaria. Pero los dos años de mandato que aún tiene por delante lo esperan con un desafío: a partir de la semana próxima, el presidente de la UCR intercambiará roles con Ernesto Sanz y pasará a ser el nuevo jefe de bloque se su partido en la Cámara alta.

Mientras espera el recambio, advierte que en los últimos meses el kirchnerismo se preparó para poder saltear al Congreso en los próximos dos años (el último tramo de la gestión de Cristina Kirchner), justificó la pelea por la mayoría en las comisiones de la Cámara de Diputados y reconoció que la oposición no supo capitalizar el triunfo en las legislativas de junio.

En una entrevista con lanacion.com en la sede del Comité Nacional de la UCR el senador hizo una polémica definición del kirchnerismo. "Es la expresión de la versión civil de la ruptura constitucional que antes se daba a manos de militares", lanzó. Aclaró que el paralelo excluye las desapariciones y el terrorismo de Estado. - ¿Por qué la oposición tendría que tener mayoría en todas las comisiones de la Cámara de Diputados?

- Porque le corresponde participar en las comisiones en función de su participación en todo el cuerpo. El Frente para la Victoria deja de ser mayoría y pasa a ser la primera minoría, así que tiene que haber una distribución porcentual en las comisiones para que a la oposición le toque, aún con la dispersión que tiene, la mayor cantidad de miembros en la mayor cantidad de comisiones.

- Rossi insiste en que, con el control de las comisiones, la oposición busca afectar la gobernabilidad y cambiar el rumbo del Gobierno

- No están dadas las condiciones sociales y económicas para que haya inestabilidad institucional. La gobernabilidad está garantizada. Rossi no se equivoca cuando dice que buscamos cambiarle el rumbo al Gobierno. Es verdad. Vamos a hacer un gran esfuerzo para cambiar actitudes del Gobierno y para cambiar el rumbo en algunas cuestiones.

- ¿Cómo van a hacer para evitar cooptaciones de legisladores por parte del Gobierno?

- La clave es abordar la cuestión federal. En la medida en que los presupuestos sigan convirtiendo a las provincias en delegaciones y a los gobernadores en delegados, el sometimiento al gobierno nacional seguirá funcionando.

- Concretamente, ¿cómo se puede terminar con ese esquema?

- Llegando hasta la Corte para que resuelva, por ejemplo, el planteo de la provincia de San Luis para que se cumpla el artículo de la ley de coparticipación que establece que el mínimo de recursos que tienen que recibir las provincias es el 34 por ciento de la recaudación y no el 23 por ciento, como es ahora, o la demanda por el reparto del impuesto al cheque. La resolución de estos temas le devolvería recursos y autonomía a las provincias y los gobernadores dejarían de ser delegados de la Casa Rosada.

- ¿Por qué no pudo la oposición capitalizar la situación de fuerza en la que quedó después de la derrota de Kirchner en junio? ¿En qué se equivocó?

- Es que desde junio hasta acá el Congreso no cambió y el Gobierno utilizó la mayoría transitoria que tuvo.

- ¿No hubo fallas de la oposición?

- Sí, pero no en el ámbito parlamentario. Nos equivocamos desde la política, no dando señales de cohesión para fijar agendas comunes, pero creo que se va a lograr.

- ¿Qué cosas va a tener que cambiar el kirchnerismo en el nuevo Congreso?

- El kirchnerismo está preparado para la etapa que viene. Se garantizó la caja, el endeudamiento y el uso de la Anses como caja virtual. Además, tienen un sistema de gobierno directo con un Estado paralelo que saltea el sistema institucional. Están preparados para que el Congreso eventualmente no funcione.

- ¿Usted plantea que está creando las condiciones para poder gobernar sin el Congreso?

- Sí, no lo dudo. Mientras lo puedan tener cerrado, mejor. Las rupturas constitucionales antes se daban en manos de opciones militares. El kirchnerismo expresa la versión civil de una ruptura constitucional. Antes lo hacían los militares. Ahora lo hacen civiles. Y lo hacen con la forma del gobierno, con algunas leyes como los superpoderes, la emergencia económica y el Consejo de la Magistratura. A esto se le suma un estilo de presión, intolerancia y cooptación, además de una forma de gobierno directa que saltea el sistema de representación. Eso es una ruptura constitucional a manos de civiles en el marco de una democracia formal. El kirchnerismo es la expresión civil de esa ruptura, la misma que antes se daba a manos de militares. Sin desapariciones ni terrorismo de Estado, pero una ruptura constitucional al fin.

- Frente a este hipotético panorama, ¿qué margen de acción le queda a la oposición?

- Tenemos tres trincheras: el Congreso, la Justicia y la construcción de alternativas de cara a 2011.

- ¿Quién va a ser el próximo presidente?

- El próximo gobierno va a estar integrado centralmente por la UCR.

- ¿Cobos va a ser el sucesor de Cristina Kirchner?

- Puede ser. También hay otros candidatos: Sanz, Oscar Aguad, Hermes Binner, [Elisa] Carrió. Pero hoy Cobos es el que está mejor posicionado.

- ¿Cómo se imagina a Kirchner diputado?

- Haciendo daño, como está acostumbrado, trasladando la unidad básica que tiene en Olivos al Congreso. El consenso y el diálogo claramente no le entran en la cabeza. Es evidente que el Congreso no le interesa.

Contra la reforma política

Morales es consciente de que frenar la reforma política es a esta altura utópico. No obstante, no pierde la oportunidad de advertir. "Kirchner va a usar la pauta publicitaria discrecionalmente, de la misma manera que lo hace con gobernadores e intendentes: como una herramienta de presión y manejo de las fuerzas políticas adversas", alertó.

Comentá la nota