Morales dijo que en el Acuerdo hay "posiciones unívocas, más allá de las peleas"

Tras las diferencias que surgieron en el espacio por el diálogo con el Gobierno nacional, el titular de la UCR subrayó que por parte del radicalismo las conversaciones "ya se terminaron"

El titular de la UCR, Gerardo Morales, reivindicó el Acuerdo Cívico y Social, y dijo que dentro del espacio "hay posiciones unívocas", pese a las peleas internas de la Coalición Cívica entre Elisa Carrió y Margarita Stolbizer.

"En el Acuerdo Cívico y Social hay posiciones unívocas, más allá de algunas peleas entre dirigentes", afirmó Morales en declaraciones formuladas a la prensa.

Luego de las diferencias que surgieron en el espacio por el diálogo con el Gobierno nacional, el senador nacional subrayó que por parte del radicalismo las conversaciones "ya se terminaron".

"El diálogo (con el Gobierno) está terminado", sentenció Morales, y consideró que la presidenta Cristina Kirchner "ha gastado la única oportunidad que tenía".

A su entender, "no se puede mantener un escenario de diálogo con un Gobierno que ha gastado la única oportunidad que tenía y tomó la decisión de ir por más".

"Saben que se van en diciembre de 2011 y aún me pregunto cómo van a tirar más del mantel", agregó el senador nacional.

De todas formas, dijo que en la UCR están convencidos "de que hicieron lo correcto" al aceptar la invitación del diálogo con el oficialismo, situación que originó el cortocircuito con Carrió, que se opuso terminantemente a la convocatoria.

Dentro del Acuerdo Cívico y Social continuarán la CC de Carrió y el GEN de Stolbizer, aunque lo harán por separado, en vista de los planes de la dirigente chaqueña, que ya comenzó la conformación de su nuevo partido.

Según aseguraron fuentes de la fuerza a Noticias Argentinas, la idea de la diputada electa por la Ciudad es cambiarle el nombre a la Coalición Cívica, y asentarse sobre el aparato que posee el ARI en todo el país.

El plan de Carrió se llevará a cabo con el apoyo de aristas, Unión por Todos de Patricia Bullrich y otros partidos de menor embargadura, pese a que existe una fuerte resistencia en muchas provincias, donde no quieren perder su identidad partidaria.

"En las provincias hay mucho descontento. No quieren perder al ARI. De todas formas, se acatará lo que dice Carrió", admitieron fuentes cercanas a la dirigente opositora.

Comentá la nota