Morales descalificó la decisión de Cobos de votar con el gobierno

El jefe del bloque de senadores de la UCR, Gerardo Morales, sostuvo que el partido "no está de acuerdo con el dictamen que ha emitido" el Vicepresidente Julio Cobos quien aconsejó a la Presidente remover a Martín Redrado del Banco Central
Su voto en la Comisión Bicameral, a favor de la remoción de Martín Redrado de la presidencia del Banco Central en sintonía con la voluntad del gobierno nacional, volvió a generar un chispazo con los dirigentes radicales.

"El dictamen debiera haber sido otro. Es la opinión de Cobos, no la del partido", enfatizó el legislador, tras destacar que la cúpula de la UCR le sugirió ayer a Julio Cobos, en todo caso, recomendarle a la mandataria "aceptar la renuncia" que Redrado presentó la semana pasada al frente de la entidad.

En declaraciones radiales, el legislador alertó: "No estamos de acuerdo con el dictamen que ha emitido" el Vicepresidente, al señalar que luego de la dimisión de Redrado, la cuestión se volvió "abstracta" y no necesitaba el "consejo" de la Comisión Bicameral.

"Le hicimos llegar una sugerencia a Cobos que no ha tomado", se lamentó Morales.

Cuestionó así el voto del mendocino, quien como integrante de la Comisión Bicameral que analizó la situación de Redrado, se pronunció en sintonía con el oficialismo y recomendó destituir al economista del BCRA.

"No estamos de acuerdo con el dictamen que ha emitido" el Vicepresidente, insistió el ex titular de la UCR una y otra vez.

Molesto, el jujeño analizó que "la prosecución del trámite" en el marco de la comisión parlamentaria "ha tenido más que ver con los caprichos de Cristina (Kirchner)".

Con todo, Morales evaluó que "el tema Redrado ya es secundario", al destacar que "el tema central hoy está en el uso de las reservas" para el pago de la deuda pública.

En tal sentido, criticó con dureza "el embate que hace el Gobierno ahora para que se apruebe el DNU en el Congreso", relacionado con la creación del Fondo del Bicentenario.

A juicio del legislador, la Casa Rosada está "usando a los gobernadores de rehenes, con el mismo sistema extorsivo hacia las provincias".

"La posición del radicalismo es de rechazo del decreto en el Congreso, porque decimos que a las provincias, a los gobernadores los están llevando a una trampa extorsiva" prometiéndoles recursos para sus jurisdicciones si aprueban el DNU, ratificó Morales.

Comentá la nota