Morales y Cleto se sacan chispas por la futura conducción del radicalismo

La UCR se plantó frente al intento cobista de imponer a uno de los suyos. Cobos dialoga sólo en el Congreso.
Junto al ocaso del kirchnerismo y la implosión del peronismo parece resurgir un clásico de la política argentina: las luchas internas en la UCR, que en diciembre tendrán un round clave de cara a las elecciones presidenciales del 2011: Se elegirá el nuevo presidente del Comité Nacional y el sector alineado con el vicepresidente Julio Cobos aspira a quitarle el protagonismo al actual titular Gerardo Morales.

Los posibles candidatos de Cobos para conducir la UCR fueron lanzados esta semana tras una cumbre de la cúpula del partido. Los nombres que corrieron fueron los del ex senador mendocino Raúl Baglini y el ex gobernador rionegrino Pablo Verani; ambos ex miembros de la Concertación Plural que llevó al Gobierno a Crisitna Fernández de Kirchner.

Frente a esta rápida movida cobista, Morales salió a aclarar que su sucesor en el Comité debería ser un radical que participó de la "resistencia" contra la fuga de dirigentes hacia el kirchnerismo.

"Tiene que ser un dirigente que no sólo haya formado parte de todo el proceso de reconstrucción y resistencia, sino que tenga la visión de integrar, de reunificar al partido, de buscar una gran confluencia y una apertura", declaró el senador jujeño.

"(La UCR) es un partido demócrata progresista, no es el partido del éxito", insistió el senador, en un obvia chicana al sector cobista que considera que los que "ganaron" en la elección legislativa tienen que conducir la UCR.

Por otra parte, Morales ratificó que el partido va a "seguir apostando al Acuerdo Cívico y Social", en referencia a la alianza con los socialistas y el partido de Elisa Carrió, quien sería una posible rival de Cobos en el 2011 y la cual ,el jujeo considera que "ocupa un rol central".

"Cobos está totalmente de acuerdo con el Acuerdo Cívico y Social, es una resolución orgánica del Radicalismo, que no se va a modificar; es la apuesta a una construcción colectiva, que no está sujeta a reacciones espasmódicas, nadie puede solo", advirtió.

Comentá la nota