Morales avisa: si el candidato es de Saiz habrá intervención

El Comité Nacional de la UCR advirtió a la conducción partidaria de Río Negro que volvería a intervenir al distrito provincial si el candidato a diputado en las próximas elecciones es un referente del gobernador Miguel Saiz, firme aliado al kirchnerismo.

El presidente de la UCR, Gerardo Morales desplegó esa clara advertencia el viernes en la reunión de la mesa nacional, que contó con la participación de delegados distritales. Río Negro estuvo representado por Oscar Machado y Jorge Ocampos, quienes lograron neutralizar un intento inicial de intervención de la UCR provincial.

En cambio, la conducción nacional acordó la intervenciones partidarias en Santiago del Estero, Salta, Corrientes y Mendoza. Este trámite en la provincia cuyana responde igualmente a un acuerdo para permitir un proceso de normalización y candidaturas ya acordado con el actual vicepresidente Julio Cobos, constityendo un frente electoral.

La agenda incluía también el tratamiento de la intervención de Río Negro, alentada por el reciente voto del diputado Hugo Cuevas en favor del adelantamiento electoral propuesto por el gobierno nacional. Machado resistió con el argumento de la marcha de un proceso de normalización, concentrado en la Convención del sábado y de la interna del 26 de abril.

La delegación de Santa Fe fue importante en la cobertura. También el presidente de la Convención Nacional, Hipolito Solari Irigoyen efectuó una encendida defensa de la dirigencia rionegrino, exceptuando -específicamente- al gobernador Saiz.

Al final, Morales relativizó el planteo y redujo su posición institucional a una advertencia: la UCR nacional intervendrá -otra vez- al radicalismo rionegrino si el candidato es el representante de Saiz, insistiendo en la irrestricta alineación del gobernador con la gestión kirchnerista. No hubo mención pero la ofensiva está direccionada al ex legislador Hugo Castañón.

La determinación del Comité Nacional se festejaba en la víspera en Viedma por la neutralización de la intervención y se entendía que esa cuestión no estará en la Convención nacional de Mar del Plata del 3 y 4 de abril.

Así, se continúa con la estrategia diseñada: seguir ganando tiempo.

En Mar del Plata, el radicalismo pretende "construir una alternativa al kirchnerismo junto a otras fuerzas políticas, como la Coalición Cívica y el Partido Socialista. El partido en Río Negro llamó a la Convención para el próximo sábado en Los Menucos con el objetivo de definir qué posición se asumirá en la reunión nacional.

Comentá la nota