Evo Morales amenaza con nacionalizar los trenes

El gobierno de Bolivia anunció ayer que una de las nuevas medidas que tomará este año será la nacionalización de los ferrocarriles. El servicio actualmente está en manos de un grupo chileno y una firma estadounidense.
"Uno de nuestros objetivos para el 2010 será recuperar los trenes. Lo cierto es crearemos la Empresa Boliviana de Ferrocariles y le vamos a meter recursos, para que sea una respuesta efectiva a la necesidad de transporte para la producción y exportación de hielo y litio", expresó a medios estatales el ministro de Obras Públicas, Walter Delgadillo, encargado del sector del transporte.

Además de las negociaciones con las empresas privadas para que se concrete la trasferencia de los trenes al Estado, el gobierno también está planificando un programa de inversiones para realizar la ruta ferroviaria en el centro del país y poder conectar las líneas del occidente con las del oriente.

La privatización del servicio de trenes en Bolivia se remonta a diez años atrás, cuando la Empresa Nacional de Ferrocariles pasó a manos del grupo Chileno Luksic y a la empresa estadounidense Genesee Wyoming. Sin embargo, para el gobierno actual, este traspaso no ha dado los resultados esperados ya que no se logró la conexión de las dos rutas ferroviarias. Además, varias poblaciones del occidente sufrieron la suspensión del servicio.

Bajo el mandato de Evo Morales, Bolivia ya nacionalizó varias empresas en los sectores de hidrocarburos, telecomunicaciones y minería. Actualmente realiza negociaciones con las firmas que administran tres generadoras de energía eléctrica y las tres terminales aéreas más grandes del país para nacionalizarlas.

Comentá la nota