Monzó recibió el pedido para reconvertir las lanchas amarillas

El ministro de Asuntos Agrarios provincial recibió ayer la propuesta de la Sociedad de Patrones y la semana próxima acompañará a la entidad en una entrevista con el subsecretario de Pesca de la Nación.

El ministro de Asuntos Agrarios de la Provincia, Emilio Monzó, escuchó ayer los detalles de la propuesta que viene motorizando la Sociedad de Patrones de Pescadores para reconvertir a la flota de lanchas amarillas y se comprometió a acompañar a sus directivos a la reunión que el próximo miércoles mantendrán en Buenos Aires con el subsecretario de Pesca de la Nación, Norberto Yahuar, ante quien pretenden explicar las características de este proyecto.

Monzó recibió ayer en el despacho del intendente Gustavo Pulti al titular de la Sociedad de Patrones, Luis Ignoto, para interiorizarse sobre la iniciativa de la entidad, que pretende que se la autorice a utilizar los permisos de pesca de sus tradicionales lanchas para asignárselos a nuevas embarcaciones, con mayor capacidad operativa.

"La flota artesanal dice necesitar una reconversión para poder ir en búsqueda del recurso. Lo que piden es la transferencia de sus actuales permisos a nuevas embarcaciones que sean capaces de llegar hasta las zonas donde se encuentra el recurso y ser más rentables", resumió Monzó ante LA CAPITAL.

En la reunión de ayer también participaron el intendente Pulti y el director provincial de Pesca, Juan Domingo Novero. Según explicó Monzó, para que el pedido de la Sociedad de Patrones pueda avanzar se requiere que el Consejo Federal Pesquero apruebe la posibilidad de que las lanchas amarillas transfieran sus permisos de pesca. Dijo que por esa razón el miércoles que viene se llevará a cabo una reunión con Yahuar, en la que se analizará si esto puede ser llevado a la práctica.

El ministro subrayó que esta "reconversión no debe significar desguazar a la flota artesanal" radicada en Mar del Plata, lo que sí le pondría fin a la típica postal de la banquina chica de pescadores. "Por eso habría que generar nuevos permisos con objetivos específicos para que esas lanchas sigan operativas", dijo.

Monzó precisó que en el caso de que el C.F.P admita la transferencia de permisos, su Ministerio podría avanzar en la creación de nuevas licencias para mantener activas a las lanchitas, pero con propósitos "turísticos, recreativos o deportivos" a la vez que se podrían generar "líneas de crédito" para la reconversión de la flota. El funcionario, tras reunirse con Ignoto, consideró que este planteo "puede ser viable" ya que "es importante encontrar la manera de que nadie, en especial los pescadores artesanales, pierdan con la aplicación de la ley" que establece cuotificar la pesca en el Mar Argentino. Asimismo subrayó que al margen de la propuesta de la Sociedad de Patrones "hay un serio interés de parte del intendente y de la sociedad marplatense de mantener a las lanchas amarillas como parte del paisaje marplatense" ya que su existencia representa "un recurso turístico muy importante". En ese sentido agregó que tanto "la falta de rentabilidad como una eventual reconversión que no tenga en cuenta la preservación de las lanchas" atentan contra la continuidad de la típica postal marplatense.

Horticultores

Tras reunirse con la Sociedad de Patrones Monzó recibió a un grupo de horticultores orgánicos del Partido, con quienes analizó de qué manera podrían beneficiarse a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap)

El ministro precisó que su cartera dispondrá en una primera etapa de 60 millones de dólares para financiar infraestructura comunitaria vinculada con la construcción de caminos o la provisión de agua, electricidad o el mejoramiento de mercados. "Queremos hacer un aporte a través del Prosap a los horticultores marplatenses que constituyen el cinturón hortícola que es un modelo desde el punto de vista técnico, de organización y eficiencia", subrayó.

Comentá la nota