Monzó imprime sello a su gestión y anuncia reuniones "mensuales"

En su primer encuentro oficial con los distintos sectores que representan a la producción agropecuaria, el flamante ministro del área provincial, Emilio Monzó, sentó posición acerca del cambio de rumbo en la relación con la provincia, y anunció la realización de una reunión entre las partes, periódica, que se desarrollará “los primeros martes de cada mes”, según le dijo el funcionario provincial a INFOCIELO.
Al término de la reunión que encabezó hoy con representantes de Carbap, la Sociedad Rural, la Federación Agraria y Conninagro, Monzó explicó que además de escuchar los reclamos del sector, se apuntó –sobre todo- a “reconstruir” el diálogo entre las partes, marco en el que se acordó “que todos los primeros martes de cada mes, nos reunamos en este mismo lugar para llevar adelante una agenda con temas pendientes, algunos de los cuáles son urgentes”.

“Nos pidieron el dragado del Río Salado, para que llegue hasta la ciudad de Bragado y que terminemos de una vez por todas con este problema que viven mis vecinos de Carlos Tejedor, y que yo no me olvido, que son las inundaciones cada dos o tres años”, explicó Monzó.

El ex diputado provincial enumeró además como otra de las principales demandas del sector, el tema “de la sequía, que está sufriendo el sudoeste de la Provincia”, y anunció que “la próxima semana” recorrerá las zonas más afectadas, para reconocer la situación por la que atraviesan los productores de esa región.

Evitaron, sí, pronunciarse acerca de la discusión abierta a nivel nacional, escenario en el que los representantes que integran la Mesa de Enlace del sector agropecuario, volvieron a enfrentarse con el Gobierno nacional con fuertes críticas a la decisión de estatizar los fondos de las AFJP, en algún caso, y por los controvertidos dichos del titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, en otro.

En ese sentido, Monzó explicó que no se habló “para nada” de la relación entre el sector de la Producción con la Rosada: “No se habló para nada de esos temas, la conversación se planteó sólo con temas de trabajo, no se polítizó ni se habló sobre los temas nacionales. Evité que nos lleve por delante esta situación”, explicó el ministro.

Siempre según relató Monzó al término de la reunión, los representantes del sector “felicitaron al gobernador por la creación del Ministerio de Asuntos Agrarios” sobre todo –aclaró- por el contexto internacional y los problemas que esto ocasiona al sector agrario.

“En las zonas de emergencia, los productores lo primero que hacen es recurrir al banco, porque el empresario que arriesgó su parte de su capital y que seguramente no va a poder devolverle al Banco de la Provincia” demandan una solución al tema, explicó.

Y aunque no quiso avanzar en “anuncios concretos” adelantó que la Provincia estudia y podría ejecutar créditos blandos, particularmente para los sectores afectados y en emergencia, por sequía y el contexto internacional que repercute en los rindes de los cultivos.

Comentá la nota