Montoya no logró la unidad y bajó su candidatura

El titular de ARBA, que tentado por el "cafierismo" aspiraba a encabezar el justicialismo de San Isidro, se bajó de la interna. No hubo unidad y se presentaron tres listas.
El recaudador bonaerense Santiago Montoya, desistió finalmente de integrar la conducción del PJ de San Isidro después de que "no lograra conseguir una lista de unidad" en el distrito.

Todo indicaba que luego de haber establecido domicilio en San Isidro y de haberse afiliado al justicialismo provincial, Montoya sería el único candidato a quedarse con la presidencia del partido en el orden local pero no pudo conseguir un respaldo total.

Un grupo de dirigentes locales históricos vinculados al sector que lidera el dirigente peronista Antonio Cafiero había tentado a Montoya para que se presentara por el kirchnerismo, pero el funcionario bonaerense había puesto como condición la integración de una lista de unidad.

"No nos podemos estar mirando el ombligo con los momentos de zozobra que están pasando, como la seguridad, el debate por las jubilaciones y la situación financiera", se quejó Montoya ante sus íntimos, según consignó una fuente cercana al funcionario bonaerense.

La decisión del actual presidente, Sebastián Galmarini, de intentar retener el cargo hizo estéril las negociaciones para que acompañara al recaudador en una misma nómina.

Finalmente se presentaron tres listas para competir en las internas del 30 de noviembre: una encabezada por el propio Galmarini, otra por Mario López y una tercera que lleva a Francisco Cafiero como candidato a presidente.

Comentá la nota