Montoya aprieta a 800 contribuyentes de La Pampa

La preocupación por el afán recaudatorio bonaerense llegó a tal punto que Hacienda se habría quejado ante la ARBA. El 10 por ciento de los contribuyentes afectados se quejó y ya fue excluido.
En un virtual un anticipo del operativo "Torniquete" que ayer lanzó el gobernador bonaerense Daniel Scioli, el recaudador de la Provincia de Buenos Aires, Santiago Montoya, le retuvo impuestos -en muchos casos indebidamente- a 800 contribuyentes pampeanos a través del Banco de La Pampa. La preocupación en la provincia llegó a tal punto que hasta habría intervenido el Ministerio de Hacienda para impedir que se repitan situaciones similares.

Fuentes absolutamente confiables confirmaron que Montoya, titular de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires, le entregó al BLP un listado con 800 altas de contribuyentes pampeanos para que la entidad actuara como agente de retención. Pero ayer mismo llegó al Banco de La Pampa una nueva lista con casi cien nombres menos porque esos contribuyentes reclamaron que estuvieron mal incluidos y la ARBA les dio la razón.

"Cuando un ente recaudador le pide al banco que actúe como sujeto de retención, éste debe hacerlo porque así está estipulado. En este caso Montoya dispuso, en principio, que el Banco de La Pampa sea agente de retención para ingresos brutos, lo que es correcto; pero aparentemente se habría extralimitado porque también pidió que lo sea para otro tipo de deudas, como el cobro de patentes", detallaron las fuentes.

"De enero para febrero hubo un alta muy importante en el padrón de empresas y contribuyentes pampeanos sujetos a retenciones -agregaron los voceros-. Realmente no sabemos que información cruzó Montoya para incluir a 800, teniendo en cuenta que habitualmente el padrón es reducido". En promedio, las cuestionadas retenciones fueron del 3 por ciento en cada una de las cuentas corrientes.

Las fuentes remarcaron que el B.L.P. no puede reclamarle a Buenos Aires y que las quejas deben ser personales. "Hoy (por ayer) llegó un nuevo padrón al Banco de La Pampa donde la ARBA ordenó no retenerle más a alrededor de un 10 por ciento de esos 800 pampeanos porque admitió que hubo errores o que las retenciones fueron improcedentes". Por eso especulan con que a diario habrá otros nombres que se irán cayendo de los padrones.

Pero el malestar hacia Montoya no sería sólo del banco, sino que también habría llegado a lo más alto del gobierno. Desde el Ministerio de Hacienda se habría intervenido para que la ARBA no reitere esos errores porque cada retención que va a suelo bonaerense termina afectando la recaudación de La Pampa. "Si a alguien le manotean dinero, y encima indebidamente, ¿vos te crees que después va a querer sacar más plata del bolsillo para pagar ingresos brutos o patentes en la provincia?", plantearon las fuentes.

La desmedida ambición recaudatoria de Montoya habría llegado a tal punto que en el listado original habría apellidos que ni siquiera serían contribuyentes.

Casualmente ayer Scioli y Montoya anunciaron un Plan Anticrisis -también conocido como operativo "Torniquete"- para aumentar la presión fiscal sobre los evasores, persiguiéndolos hasta que paguen o blanqueen sus deudas. El principal objetivo es evitar que grandes firmas envíen al mercado negro sumas de dinero que tenían en circuitos en blanco y, así, evitar o al menos disminuir, el pago de ingresos brutos.

Montoya se ha ganado fama de ser un empecinado sabueso a partir de una serie de operativos tan mediáticos como justos, porque ha llegado a rastrear viviendas lujosas no declaradas a través de monitoreos satelitales y a enviar inspectores a las principales pistas de esquí del país.

Comentá la nota