Montoya ahora perseguiría a evasores con agentes secretos

El titular de la Agencia de Recaudación bonaerense ahora incrementaría la presión sobre los morosos con informantes encubiertos. Así lo establece un proyecto impulsado por Scioli

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) decidió aumentar la presión contra los evasores y, para ello, podrá utilizar informantes, agentes encubiertos y "arrepentidos".

Así surge del proyecto de reforma al Código Fiscal provincial, que es impulsado por el Gobierno de Daniel Scioli.

La iniciativa ingresó en las últimas horas a la Legislatura bonaerense y crea los "mecanismos e institutos de investigación fiscal", según se anuncia en el texto oficial.

El proyecto busca igualar instrumentos ya instrumentados por la AFIP, y además crea las figuras del informante y del arrepentido, a quienes -a cambio de datos sobre irregularidades impositivas- se les resguardar la identidad.

De aprobarse la iniciativa, el titular de ARBA, Santiago Montoya, ampliar las facultades que ya posee para disponer embargos de cuentas bancarias, requerir remates de propiedades y perseguir deudores en distintos puntos del país.

A esas herramientas se sumaría la atribución para infiltrar agentes para descubrir maniobras cometidas por contribuyentes particulares o empresas.

Los nuevos mecanismos ser n utilizados en aquellos casos en que "a partir de la información reunida respecto de una persona física o jurídica determinada, pueda preverse que ésta ha incurrido o incurrir en evasión total o parcial de las obligaciones fiscales", de acuerdo con el proyecto.

En tal sentido, se aclara que la intervención de agentes encubiertos responde a que hay casos en los que "se hace imposible reunir por los medios habituales las pruebas que permiten demostrar el incumplimiento de las obligaciones".

Serán los propios inspectores de ARBA los encargados de realizar las infiltraciones, aunque no estar n obligados a hacer esa tarea.

En el rol de agente encubierto, el funcionario estatal puede verse obligado a incurrir en alguna infracción a sus obligaciones y deberes fiscales, pero, se aclaró, no ser pasible de sanciones.

Además, el proyecto contempla que las personas que hayan incurrido en alguna infracción tributaria y que la reconozcan, y que al mismo tiempo revelen la identidad de quienes hubieren cometido ilícitos fiscales, podrán ser eximidas de la sanción que le correspondiere o se ver n beneficiadas con una reducción de la sanción.

Fuente: NA

Comentá la nota