Los montos retenidos a docentes quedan en las arcas de la Provincia

El coordinador general de Liquidaciones del Consejo General de Educación (CGE), respondió los cuestionamientos de Agmer sobre el dinero descontado a docentes que realizan paros.
El coordinador general de Liquidaciones del Consejo General de Educación (CGE), Néstor Grifoni, aseguró que "quedan en las arcas de la provincia" los montos que se retienen de los salarios docentes por los descuentos por días de paro.

El funcionario señaló a APF que, por este concepto, mensualmente se retienen alrededor de 400.000 pesos, lo cual calificó como "una suma totalmente insignificante respecto de lo que es el volumen de la masa salarial del sector docente entrerriano", que asciende a 125 millones. También recordó que la Provincia cerrará el año en déficit, por lo tanto "no es que queda plata disponible", aclaró.

Grifoni aseguró que para los días no trabajados por paro, el CGE "se maneja con un código de descuento y los fondos correspondientes a ese código quedan en las arcas de la provincia".

En ese sentido aclaró: "No es que después se haga algo con algo con esa plata, sino que queda dentro de las partidas y dentro del Tesoro provincial". Agregó que "siempre quedan dentro de la partida correspondiente a Educación", y más concretamente que "lo que es partida de sueldos, queda en la partida de sueldos".

El funcionario explicó también que "cuando se hacen los libramientos" para el pago de salarios "se pide la plata que se va a pagar". Entonces, en este caso, los montos correspondientes a los descuentos "directamente no se piden".

Grifoni respondió así a los cuestionamientos planteados ayer por la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), respecto al destino que el Gobierno provincial le da a esa retención salarial.

"Suma insignificante"

En tanto, el coordinador de Liquidaciones del CGE rechazó las acusaciones de que los descuentos tengan una finalidad recaudatoria.

Tras entender que esa imputación "es intentar desviar el eje de la discusión", remarcó que " sobre una masa salarial de 125 millones de pesos, los descuentos de los días de paro algunos meses no alcanzaron los 400 mil pesos".

Para el funcionario, esta cifra es "totalmente insignificante respecto de lo que es el volumen de la masa salarial del sector docente entrerriano".

Déficit

Grifoni aseguró que "mes a mes la masa salarial cambia, porque suben las suplencias, aparecen nuevos cargos, nuevas licencias. No es que linealmente y en forma tajante se gasta un monto fijo".

Sostuvo además que dentro del Presupuesto en curso "siempre hay que hacer compensaciones, porque lo que se estimó que se iba a gastar más o menos coincide" pero en cambio "no coincide lo que se estimó que se iba a recaudar". Según precisó, esto sucedió "debido a las consecuencias de la crisis mundial y su repercusión en la economía general argentina".

"Entonces no es que queda plata disponible, porque no ingresó la plata que se estimaba en concepto de coparticipación de impuestos nacionales, porque la actividad económica del país cayó", apuntó al respecto, en declaraciones a esta Agencia.

Por ende, señaló que los montos retenidos "pasarán a alivianar el déficit con el que va a cerrar el Presupuesto de este año". (APF.Digital)

Cuestionamiento

La seccional Paraná de Agmer se había referido a los descuentos por paro a lo largo del ciclo lectivo 2008 y 2009. "Nos parece que las autoridades deberían dar explicaciones sobre qué destino le da a esa retención salarial que realiza sobre algunos docentes", expresó el secretario general de la entidad a nivel local, Roque Santana. Recordó que el monto correspondiente a los sueldos " está presupuestado" y remarcó que por este tema se hizo una presentación formal ante la Dirección provincial del Trabajo en el marco de la paritaria docente.

El sindicato planteó el tema a las autoridades "pero se negaron a dar esa información", dijo el gremialista tras recordar que "a principios de año hicimos una presentación formal por el tema en el ámbito de la fracasada instancia de paritaria dentro de la Dirección de Trabajo".

Santana, también indicó que para informar las "inasistencias" hoy existen dos formas; una de ellas es hacerlo a través de Internet, ingresando al Sistema Pregase del CGE, y la otra es a través de la planilla de productividad. El primero de estos caminos requiere nombre y DNI de la persona en cuestión, en tanto que la segunda no es nominal y se elabora porcentualmente. En ambos casos es un directivo el encargado de la tarea.

"Insistimos que no debería estar cargándose (esa información), porque está pendiente de resolución en la Justicia el planteo respecto a la inconstitucionalidad de los descuentos por paro", consideró. Además entendió que "el paro docente no es una inasistencia" y "los directivos no somos funcionarios públicos", concluyó en referencia a la función de elevar a Consejo los datos sobre las huelgas.

Comentá la nota