Montiel salió a apoyar los reclamos del campo.

"No tenemos ninguna discrepancia con la Mesa de Enlace", dijo el dirigente radical. Dijo que hay un "estado de efervescencia" en la sociedad por la "grave crisis económica".

El ex gobernador Sergio Montiel sostuvo que el conflicto entre el sector agropecuario y el Gobierno "se está agravando de manera terrible" y resaltó que en el llamado que hace el campo a los partidos políticos "plantea lo que nosotros siempre hemos planteado, que es el federalismo y la producción, por lo que no tenemos ninguna discrepancia con la Mesa de Enlace".

"Estamos muy satisfechos con los planteos del campo. Compartimos en lo grueso su reclamo, pero entendemos que el mismo es gremial. Tienen la virtud de pedir a los políticos y partidos una solución, con lo cual reconocen que actúan dentro de un sector, lo que me parece muy serio y responsable. Tenemos que ayudar a dar la solución porque estamos en el lugar de los partidos políticos, que son los instrumentos de la democracia", enfatizó el ex mandatario.

Por otra parte, en declaraciones televisivas, afirmó que "el tema de la inseguridad ha tomado ribetes muy particulares con la denuncia de Susana Giménez". En ese marco, aclaró: "No soy partidario de la pena de muerte. Creo que no es conveniente, pero además la Constitución, sabiamente, la suprime".

No obstante, manifestó que hay "un estado de ánimo muy enfervorizado de la gente ante las tropelías espantosas que no tienen una respuesta adecuada por parte de la autoridad pública". Sumó a estas cuestiones "los reclamos de sectores sociales" para dar cuenta del "estado de efervescencia" existente en la sociedad debido a "una situación económica grave, que no se debe sólo al contexto internacional, sino a los errores cometidos en las políticas de amiguismo, subsidios y clientelismo de corto alcance, porque no hay política de fondo, mientras que se han hecho grandes restricciones a la producción".

Resaltó que a raíz de esto, la agroindustria en Entre Ríos “está paralizada por las medidas torpes de este gobierno”.

Radicalismo y alianzas

En declaraciones a Canal 11 de Paraná, Montiel opinó que en el radicalismo "hay un torpe manejo de las conducciones partidarias que siguen creyendo que aquello que se hacía por viveza, como ganar una interna de cualquier manera, entregando algo y hasta pagando, sigue vigente. Esto era malo antes y hoy es pésimo. Estos autocandidatos que se han lanzado para ser diputados nacionales no representan una idea ni una política, no son realmente dirigentes, sino que quieren aprovechar la circunstancia para acceder a un cargo, porque están pidiendo que sólo el primer cargo de una alianza absurda sea para el radicalismo, que es un partido que va por el todo del poder", enfatizó.

Durante la extensa entrevista, consideró que la UCR debe "volver a ser un partido con representación auténtica de los intereses generales que son los del campo, la agroindustria y la producción".

Comentá la nota