Monti: "Binner, con su veto, dejará a los municipios y comunas al borde de la quiebra"

El diputado provincial señaló que al gobernador se le olvidó la preocupación que tenía por las finanzas de los municipios y comunas, y de aprobarse el presupuesto con el veto, quedarían perjudicadas sustancialmente.
El diputado provincial Alberto Monti dijo que parece ser que al Gobernador Hermes Binner repentinamente se le olvida la preocupación que tení­a por las finanzas de los Municipios y Comunas de su provincia y por la cual argumentó sostenidamente que el impuestazo contenido en el proyecto de Presupuesto 2010 debí­a ser aprobado, porque si se aprueba el veto realizado por el Gobernador al Presupuesto 2010 (aprobado oportunamente por el Poder Legislativo provincial) las podrí­a perjudicar sustancialmente, dejándolas desprovistas de fondos genuinos para hacer frente a sus desfasajes financieros.

"El Justicialismo plasmó en el Presupuesto 2010 una propuesta muy superadora a la del Ministerio de Economí­a socialista en materia de generación de recursos estructurales para los Municipios y Comunas a fin de que puedan solventar los ahogos financieros por los que atraviesan: Binner con su veto dejaría a los municipios y comunas al borde de la quiebra", expresó el legislador de Santa Fe Federal.

"Además de las modificaciones tributarias aprobadas por el cuerpo Legislativo, el Justicialismo incorporó un incremento al porcentaje de recursos que se remite a Municipios y Comunas del Fondo Federal Solidario (sojero), pasando de un 30% a un 50%, cuestión que fue reclamada al Socialismo desde la implementación del Fondo Sojero, sin ningún tipo de intención de modificarlo", señaló Monti.

"Por la falta de voluntad polí­tica del Socialismo respecto de este tema los Municipios y Comunas podrían dejar de percibir en el 2009 casi 50 millones de pesos y dejarí­an de recibir otro tanto en el 2010 de aprobarse el veto del Gobernador Binner a la modificación propuesta por el Poder Legislativo", afirmó el diputado del PJ.

"A esta altura, lamentablemente, se nos hace complicado confiar en la posibilidad de que los legisladores del radicalismo aporten sus voluntades para rechazar este veto, lo que nosotros si haremos, a pesar de haber sido la UCR la que propuso la redistribución del Fondo Soja y los topes al endeudamiento, pero si nos guiamos por lo que anticipó el diputado Carlos Fascendini, los representantes de ese centenario partido volverían a tomar el rol de actores secundarios de la Alianza de gobierno, obedeciendo mansamente a los caprichos de Hermes Binner y todo el elenco socialistas", dijo Monti.

Otra incorporación sustancial incorporada por el Justicialismo fue la prórroga para el 2010 de la Ley 12984 que posibilita a los Municipios y Comunas destinar el 50% del Fondo para Obras Menores a gastos corrientes, de manera que éstos puedan contar con recursos para superar los momentos de estrangulamiento financiero, herramienta que no podrían utilizar porque el Gobernador Binner la ha vetado", indicó el representante del PJ.

"Por último, el Justicialismo también incorporó un Régimen de Regularización Tributaria por deudas de hasta $ 5.000.000 vencidas hasta el 30 de octubre de 2009 para todos los tributos provinciales, que no solo beneficiarí­a con un mayor caudal de recursos a la Hacienda Provincial sino también a Municipios y Comunas por la coparticipación que les corresponde de esos recursos, sin embargo el Gobernador también la ha vetado argumentando que con estas medidas se benefician quienes incumplen", afirmó el legislador provincial.

"Tenemos la sensación de que el Gobernador y su gabinete preferirí­a negociar las deudas con los contribuyentes mano a mano en vez de tener reglas claras para todos por el principio de igualdad mediante una moratoria que establezca los parámetros de aplicación", dijo el diputado peronista.

"Al menos así­ lo demostraron en los casos como el del Casino Rosario con el cual ha negociado una reducción del monto de una millonaria multa y otorgándole un plazo de financiación de 8 meses o como en el caso del ENAPRO cuya deuda negociada corre serios riesgos de ser cobrada ya que se encuentra en un proceso de concurso judicial", expresó.

"Nada es más claro y evidente que los hechos: el gobierno socialista acomoda y desacomoda las preocupaciones según las conveniencias políticas y económicas, pero ninguna de ellas parecen ser reales y serias o al menos así­ lo demuestran los actos que se vienen realizando en estos dos años de gestión", finalizó Alberto Monti.

Comentá la nota