Monti acusa a funcionarios de difamación a Reutemann

El diputado provincial Alberto Monti (SFF) asegura que cuenta con documentación que prueba que dos funcionarias del Ministerio de Educación reenviaron desde cuentas de correo electrónico oficiales un mail de carácter político, con términos injuriosos y agraviantes hacia el ex gobernador.
Diputados provinciales del PJ presentaron un pedido de informes al gobernador Hermes Binner en el que aseguran que cuentan con documentación "de la que se desprende que las directoras de Educación de Venado Tuerto, Mabel Caula, y de Cañada de Gómez, Mónica Albónico, reenviaron desde cuentas de correo electrónico oficiales y personales un correo electrónico de carácter político, con términos injuriosos y agraviantes hacia candidatos que no pertenecen a la fuerza política que integran, el Frente Progresista".

"La secuencia se inicia el sábado 30 de mayo a las 9:20 y desde el remitente 'Mónica Albónico´", comentó el legislador justicialista Alberto Monti, remarcando sus sospechas acerca de que Mabel Caula y Mónica Albónico "utilizaron cuentas oficiales y personales y con mucha probabilidad equipamiento informático perteneciente al gobierno de Santa Fe para distribuir material de campaña política, agravado por los términos que se incluyen en el texto que se distribuyó".

"La difusión de tales documentos en nada se relacionan con las misiones y funciones de dicha repartición, cuya atención debiera estar dirigida a la gestión diaria en materia educativa", agregó.

Monti explicó que "este mail ha sido desparramado entre todos los docentes habidos y por haber, y reenviado a dirigentes políticos y periodistas. En este escrito se dicen barbaridades, que no puedo reproducir, y que atacan directamente la figura de Carlos Reutemann. Esto será tratado en la próxima sesión (de la Cámara), si bien pretendíamos hacerlo hoy (por ayer) sobre tablas".

Y luego añadió que "esto no ha sido ni más ni menos que tirar bosta a través de una computadora. Esto reafirma lo que dijo el senador Reutemann varios meses atrás, cuando aseguró que estamos en medio de una campaña sucia, que no tiene nada que ver con lo que pretendemos sea una contienda democrática".

Lo que cuestiona el legislador opositor es que el mail haya salido desde un medio oficial, en este caso el Ministerio de Educación provincial: "No nos interesan las posturas personales, pero es imposible mirar hacia otro lado si esto se hace desde el propio Estado provincial, y no por personal de baja categoría. Lo están llevando adelante dirigentes de primera línea del socialismo. Entonces da la impresión de que se dice una cosa, se está en contra de los escraches, pero al mismo tiempo, desde el gobierno, se permiten este tipo de actitudes".

Tras estas palabras se refirió al tema que volvió al centro de la escena en el marco de esta campaña: la privatización del Banco de Santa Fe, y fue interrogado por la documentación presentada por diputados oficialistas en la que 'prueban' que el proyecto fue enviado por el ex corredor de F1: "Reutemann puede haber enviado el proyecto pero no fue tratado en su gobierno. La privatización se llevó adelante en la época de Obeid. Ahora, si quieren saber más, que hablen con Pfeiffer, que fue el diputado que levantó la mano, o con el mismo (Jorge) Álvarez que acompaña a Giustiniani en la boleta como candidato a diputado nacional", disparó.

"Terminemos con las cosas del pasado y empecemos a ver de qué se trata la posibilidad de llegar a una senaduría. Nosotros lo sabemos perfectamente. Estamos seguros de que Reutemann va a ganar las elecciones del 28 de junio, y ello nos va a dar la posibilidad de conformar un proyecto provincial que tenga que ver con volver a trabajar como corresponde, porque este gobierno de 'buenos tiempos' sólo lo disfrutan algunos socialistas, que son los que están bien abrigaditos al calor del poder, porque lo que es a la gente, no le ha llegado. También estamos ante la chance, más firme todavía, de que si ganamos las legislativas, tendremos un candidato a presidente de la República santafesino", finalizó.

Comentá la nota