Montenegro fue a la Legislatura y recibió duras críticas opositoras

Montenegro fue a la Legislatura y recibió duras críticas opositoras
La explicación del ministro de Seguridad no convenció; piden frenar la policía porteña
Los bloques legislativos opositores a Mauricio Macri criticaron ayer duramente la exposición del ministro de Justicia y Seguridad local, Guillermo Montenegro, al tiempo que exigieron que la Policía Metropolitana no salga a la calle en medio del escándalo por las escuchas ilegales.

Montenegro se presentó ayer espontáneamente en la Legislatura para brindar explicaciones y reiteró que la fecha en la que debutarán los primeros agentes policiales es el 15 del mes próximo, aunque admitió la posibilidad de crear formalmente una comisión revisora de la flamante fuerza, conformada por las distintas bancadas parlamentarias locales.

"Las puertas de mi despacho siempre estuvieron abiertas. No tengo inconvenientes en que se revise formalmente [el proceso de creación de la fuerza de seguridad del distrito]. Si hay errores hay que modificarlos", respondió Montenegro a la intervención de la diputada por la Coalición Cívica Diana Maffía, una de las personas que aparecen en la investigación judicial como espiadas por el ex subjefe de la policía Osvaldo Chamorro.

En su alocución, la diputada pidió que se postergara la salida a la calle de la nueva fuerza. "Macri dijo hoy [por la conferencia de prensa que había brindado ayer] que los ciudadanos tienen miedo. Pero la Policía Metropolitana no se creó por eso. La fuerza es un principio republicano de autonomía. Y debe responder al poder político. Por eso, pido que dialoguemos y discutamos desde cero la conformación de la policía. Le pedimos al gobierno de la ciudad que nos escuche [a la oposición], pero no con Ciro James [preso por mandato del juez federal Norberto Oyarbide por entender que realizaba tareas de inteligencia sin fundamento]".

Maffía volvió a intervenir y aseguró que la policía "no tiene cabeza", lo que provocó la reacción de Montenegro, que afirmó: "La cabeza de ese cuerpo soy yo. El responsable político de la Policía Metropolitana soy yo. En el momento en que esté operativa y completa saldrá a la calle".

Silvia La Ruffa (Identidad Porteña), otra de las legisladoras que se presume que estaban siendo investigadas por Chamorro, expresó: "Toda la Legislatura les advirtió sobre la designación de Jorge Palacios [el ex jefe de la Metropolitana detenido por la causa de escuchas ilegales] y lo que significaba adoptar ese modelo. Si estamos hablando de seguridad tenemos que ser serios", dijo.

Montenegro respondió que el gobierno no sólo brindó todos los elementos que se requirieron a la Justicia, sino que, además, designó a un jefe civil al frente de la fuerza, Eugenio Burzaco.

Los diputados Diego Kravetz (Identidad Porteña), Aníbal Ibarra (Diálogo por Buenos Aires), Juan Manuel Olmos (Bloque Peronista) y Martín Hourest (Igualdad Social) pidieron al ministro que dejara de culpar a otros actores por el escándalo. El cuestionamiento más duro fue realizado por Hourest, que señaló: "El problema de la policía no es el gobierno nacional ni son los comisarios, son ustedes. Es el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, que es un mentiroso contumaz cuando dijo acá que estaban trabajando en conjunto con el gobierno nacional".

Comentá la nota