Montenegro: "Estar con las caras tapadas es una provocación"

Montenegro: "Estar con las caras tapadas es una provocación"
El ministro de Seguridad de la Ciudad contestó así a quienes dicen que el Ejecutivo porteño trata de criminalizar los piquetes. A su vez, indicó que "no estamos planteando que no se pueda protestar, sino que se ordene la protesta" y dijo que la Policía Metropolitana no es antipiquetes
Guillermo Montenegro, ministro de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, se refirió a la Policía Metropolitana, que desde octubre estará en las calles de la Capital, y sobre la función que adoptará.

El funcionario adelantó que "las leyes y las decisiones judiciales deben ser cumplidas por la Policía y si llega el momento de hacer cesar la comisión de un delito o un corte de calle tendrá que actuar en consecuencia".

Ante esta declaración, fue consultado sobre la opinión de quienes acusan al Ejecutivo porteño de criminalizar la protesta y apuntó que "la criminalización de la protesta es un término judicial, criminaliza el Poder Judicial, no el Poder Ejecutivo. Acá puede haber una persecución de una protesta, que no lo hay porque queremos que se cumpla la ley".

"La provocación es andar con la cara tapada o los palos en la mano. En ningún momento estamos planteando que no se pueda protestar, lo que decimos es que se ordene la protesta para que la gente pueda disfrutar de la Ciudad", añadió, para luego aclarar que "los sectores que quieren protestar tienen que concurrir a vernos a nosotros para que veamos cómo pueden hacerlo".

Además, Montenegro aclaró que la fuerza porteña "no va a ser una policía antipiquetes. Planteamos una policía comunitaria, cercana al vecino, pero no está formada para antipiquetes".

Comentá la nota