Montaldo seguirá el discurso de Alperovich desde su banca

Montaldo seguirá el discurso de Alperovich desde su banca
Con sólo presentar una nota en la que anuncie su regreso la ex funcionaria podrá concurrir a la reunión inaugural del 104º período de sesiones. La intención del alperovichismo es que la ex ministra de Educación ocupe su escaño a partir del 1 de marzo.
Cuando el gobernador, José Alperovich, concurra al recinto de sesiones dentro de quince días, se topará con una cara nueva en las bancas, pero sumamente conocida por él. Todo parece indicar que la ex ministra de Educación, Susana Montaldo, ocupará por primera vez su escaño en la reunión inaugural del 104º período de sesiones ordinarias, el domingo 1 de marzo.

Fue la propia Montaldo la que anunció, el jueves, su decisión de dejar la Subsecretaría de Calidad Educativa en el Ministerio de Educación de la Nación y su intención de sumarse al Poder Legislativo provincial en el corto plazo. Y, según la normativa vigente, nada impedirá que se cumpla el deseo de la ex funcionaria de incorporarse rápidamente a la Cámara.

Como se recordará, en 2007 Montaldo encabezó la lista de candidatos a legisladores por el oficialista Frente para la Victoria en la capital. Resultó electa pero no ocupó su banca. Apenas juró por Dios y la Patria y sobre los Santos Evangelios en la sesión preliminar del 26 de octubre de ese año, pidió licencia en el cargo para seguir a la cabeza del Ministerio de Educación provincial. La solicitud le fue aprobada por unanimidad por la Legislatura, y la reemplazó en forma interina Héctor Romano. No obstante, antes de que finalizara 2007, la Cámara debió autorizar un nuevo pedido de licencia de la funcionaria, frente a la oportunidad de ocupar un cargo en el gabinete de la cartera educativa nacional.

El otorgamiento de licencias temporales a los legisladores es una posibilidad que brinda la Constitución provincial, a partir de la reforma concretada en 2006. “La aceptación por parte de un legislador de un empleo público nacional, provincial o municipal, deja vacante su banca de legislador. La Legislatura podrá otorgar licencia a un legislador para desempeñar un cargo o función en otro Poder del Estado nacional, provincial o municipal, como así también cubrir provisoriamente su banca durante el tiempo que dure su licencia, con el candidato que le suceda en su lista”, reza el artículo 61.

En consonancia con lo dispuesto por la Carta Magna provincial, en 2007 se modificó el reglamento interno de la Cámara. Específicamente, el artículo 15 del digesto hace referencia a los mecanismos que se deben seguir para conceder licencias. Como Montaldo ya cumplió con ese requisito en 2007, sólo debe cumplir con una mera formalidad para reincorporarse a la Legislatura. En rigor, tendrá que presentar por Mesa de Entradas una nota en la que anuncia la caducidad del permiso otorgado por el cuerpo, sin siquiera aguardar la aprobación de sus pares. “La licencia caducará con su presencia en el recinto”, establece el último párrafo del artículo mencionado. Una situación similar aconteció en el Concejo Deliberante de Yerba Buena. El edil Alejandro Sangenis (h) pidió licencia en 2007 para integrar el gabinete municipal de esa ciudad, pero en enero pasado regresó al cuerpo deliberativo para ocupar su banca con la sola presentación de una nota.

Hasta que el trámite formal no sea cumplimentado por Montaldo, Héctor Romano se mantiene en su cargo de legislador. “Hasta el momento yo sigo siendo legislador. Todavía no saqué las cosas de la oficina, ya que sigo siendo responsable público de todas mis obligaciones como legislador y cumplo con mis actividades normalmente. A la sesión del 1 de marzo me correspondería ir si es que Montaldo aún no formalizó su regreso; de lo contrario, no estaría entre mis obligaciones asistir”, planteó el referente de Libres del Sur.

Comentá la nota