Un "monstruo blanco" arrasó con Monte Cristo y muchas familias perdieron todo

Un
CORDOBA, (NA).- El panorama era desolador ayer en la pequeña ciudad cordobesa de Monte Cristo después del feroz paso de un temporal de viento, lluvia y granizo que provocó destrozos de proporciones y fue calificado por vecinos de la zona como un "monstruo blanco" que arrasó con todo.
Numerosas familias del humilde barrio Ampliación Los Troncos, envueltas en desolación, aseguraron que perdieron "todo" por la tormenta, que golpeó con dureza en la tarde del domingo y causó alrededor de 600 evacuados (de los cuales casi 300 permanecían en la tarde de ayer en un club local).

El temporal derrumbó casas precarias, galpones, cobertizos y otras estructuras, cuyos escombros generaron un paisaje bélico en algunas zonas de la ciudad, después de la tremenda granizada de anteayer y del anegamiento de barrios enteros producto de la lluvia y la acumulación de agua en las calles.

Además, el vendaval dejó como saldo más de 60 heridos leves, uno de los cuales fue un hombre que dijo a la prensa que tuvo que arriesgar su vida para poder salvar a su familia, en medio de vientos huracanados, objetos contundentes volando por doquier y granizo del tamaño de un huevo.

Un total de 25 viviendas quedaron destruidas, principalmente en el barrio Ampliación Los Troncos, mientras en algunos patios y junto a puertas de casas los trozos de hielo uno junto a otro llegaban hasta los 20 centímetros de altura.

"Lamentablemente perdimos todo, absolutamente todo. No nos quedó nada de nada. Gracias a Dios estamos bien, hubo vecinos que se les cayó la casa encima. Nunca vivimos algo así", señaló una vecina llamada Maribel.

Comentá la nota