El monstruo de Amstetten dio su primera entrevista

Tras ser condenado a cadena perpetua por mantener cautiva a su hija durante 24 años, Josef Fritzl anunció que quiere escribir un libro para pedir disculpas.
"Intenté hacer la vida en el sótano tan agradable como era posible para mi segunda familia, y con el paso de los años se creó una relación entre mi hija y yo". Así habló Josef Fritzl, el llamado monstruo de Amstetten. Fue en la primera entrevista que concedió después de haber sido condenado a cadena perpetua por violar a su hija 3.000 veces y asesinar a uno de los siete bebés que tuvo con ella. Durante 24 años, Fritzl mantuvo a la joven, y a sus hijos-nietos, cautivos en el sótano de la casa que compartía con su esposa y otros hijos. Para sus primeras declaraciones, el hombre eligió a la revista austríaca News.

En el reportaje explicó que decidió su cambio de estrategia en el juicio, que lo llevó a declararse culpable de todos los cargos, en el instante en que vio el testimonio de 11 horas grabado por su hija Elizabeth. Fritzl dijo: "Cuando noté que ella estaba ahí, en el sala de la corte, finalmente me di la vuelta en el auditorio y miré, y ella me vio, y de repente me avergoncé mucho". Hasta entonces, Fritzl había negado los cargos de asesinato y secuestro. El monstruo de Amstetten señaló que recién en ese momento fue realmente consciente del "inmenso dolor" que le había causado tanto a ella, como a sus siete hijos. "Pensé que iban a darme un castigo más duro. Es lo que me corresponde, no merezco indulgencia; entendí, finalmente, el sufrimiento al que llevé a mi familia. No merezco nada mejor. Supe que tenía que confesarlo todo, no podía ocultar la verdad durante más tiempo", reflexionó.

En esas 11 horas de grabación, Elisabeth contó sus 8.461 días de cautiverio, las violaciones, los siete hijos que dio a luz en el sótano y su vida en el habitáculo de apenas 60 metros cuadrados.

Fritzl anunció que le gustaría escribir un libro para explicarle a su hija su perverso amor y por qué actuó de manera tan horrible con ella: "Me gustaría escribir un libro de disculpas. No para el público, sólo para ella. Intentaré explicar por qué me comporté de una forma tan horrible. Sólo deseo que mis víctimas puedan de alguna manera olvidarme y olviden lo que les hice".

Según cuenta el diario Bild en su edición de ayer, el monstruo de Amstetten tenía pensado sacar a su "segunda familia" del sótano y trasladarla a su casa. Al parecer, Fritzl no creía en ningún momento estar haciendo "algo malo", pero temía que lo agredieran. Así lo explicó la perito judicial Adelheid Kastner.

Durante el juicio a Josef Fritzl, salieron a la luz detalles que nadie se imaginaba. Uno de ellos es que temía que su hija Elisabeth y sus hijos-nietos lo agredieran, de ahí que tuviese firmemente planeado sacarlos del sótano e integrarlos a su casa. La perito judicial asegura que todo este traslado estaría ya "muy planificado" y que si no se llevó a cabo fue porque, al fin, se lo detuvo y se liberó a su familia.

ÚLTIMAS NOVEDADES DEL CASO. El abogado alemán Klaus Ulrich Groth presentó una demanda ante la fiscalía de Viena contra la esposa e hijo mayor de Josef Fritzl, según informó ayer el diario vienés Kurier. Los acusa de saber qué pasaba en el sótano. En el recurso interpuesto por el abogado el miércoles, Groth manifestó su sorpresa por la ausencia de investigaciones sobre los posibles cómplices. El hijo acusado por Groth declaró junto a su hermana Elisabeth ante el tribunal en un video sobre los crímenes.

Comentá la nota