Monseñor Puiggari pidió por "líderes con vocación de servicio".

En la Catedral tuvo lugar el tradicional Tedéum del 25 de Mayo al que asistieron el intendente, funcionarios, empresarios y representantes de organizaciones de la ciudad.
"Hace falta que las campañas se desarrollen con madurez cívica, superando todo agravio y que podamos tener en nuestra Patria y especialmente en Mar del Plata nuevos líderes políticos con verdadera vocación de servicio al bien común".

Tal fue el eje del mensaje que puso de relieve el obispo diocesano, monseñor Juan Alberto Puiggari, al pronunciar una alocución durante el tradicional Tedéum realizado en la Catedral. Puiggari concelebró la ceremonia religiosa acompañado de los sacerdotes Armando Ledesma y Walter Pereira.

La lista de asistentes al oficio efectuado en el máximo templo de Mar del Plata estuvo encabezada por el intendente Gustavo Pulti, a quien acompañaban integrantes del Departamento Ejecutivo municipal y del Concejo Deliberante; representantes del Poder Judicial, de las fuerzas armadas y policiales y de organismos y entidades locales.

Después de su alocución, monseñor Puiggari realizó una disertación, principalmente, considerando el momento presente y la instancia eleccionaria que se aproxima.

Inició su alocución refiriendo que "nos hemos reunido para orar por la Patria y un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo".

Después aludió a la pronta celebración del bicentenario de aquel episodio. Sostuvo al respecto: "con el compromiso y el deseo de trabajar para ser nación. Una nación cuya identidad sea la pasión por la verdad y el compromiso por el bien común".

"Justicia e inclusión social"

A continuación, se refirió a una expresión contenida en el último documento de los obispos, diciendo que "queremos poder celebrar el bicentenario con justicia e inclusión social".

Puntualizó que "para ello, las dificultades no son solamente económicas, sino principalmente morales".

E instó a "pensar la Argentina de los próximos cien años". Y para ello, puso de relieve: "Necesitamos un proyecto de país reafirmando nuestra identidad común, estableciendo políticas públicas con consensos fundamentales que se conviertan en referencia para la vida de la Nación".

"Desde los inicio de nuestra comunidad nacional- siguió- los valores cristianos impregnaron la vida común. Esos valores son los que se sumaron a la sabiduría de los pueblos originarios y se enriquecieron con las sucesivas inmigraciones. Así, se formó la compleja cultura que nos caracteriza".

Y por ello, agregó: "Es necesario respetar sus orígenes no para quedarnos anclados en el pasado sino para valorar el presente y construir el futuro".

"Los valores tienen su origen en Dios"

Después enumeró los valores, que sostuvo "tienen su origen en Dios". Estos son: honrar lo bueno de la propia historia; la fe; la amistad; el amor por la vida; la búsqueda y el respeto de la dignidad del varón y la mujer; el espíritu de libertad; la solidaridad; el interés por los pertinentes reclamos ante la Justicia; la educación de los hijos; el aprecio de la familia, del amor a la tierra; la sensibilidad hacia el medio ambiente y ese ingenio popular que no baja los brazos para resolver solidariamente las situaciones duras de la vida cotidiana".

Puntualizó que "éstos son fundamentos sólidos hacia los que podemos avanzar para un proyecto de Nación, que haga posible un justo y solidario desarrollo en la Argentina. así lo reconocieron nuestros próceres de mayo".

Más adelante, en alusión al tramo del Evangelio leído, refirió que "el poder debe ser servicio para que sea auténtico. Los que tienen más poder deben comprender que su responsabilidad es servir a sus hermanos. Este es el fundamento de todo poder y autoridad. Es servir a Cristo, sirviendo a nuestros hermanos".

"En esta época sin liderazgos- acotó- es bueno propender a un liderazgo centrado en el servicio al hermano y al bien común. Todo buen dirigente debe ser ante todo testigo. El verdadero liderazgo supera la omnipotencia del poder y no se conforma con la mera gestión de urgencias".

Posteriormente, hizo un llamamiento en referencia a las próximas elecciones que "las campañas se desarrollen con madurez cívica, expresando contenidos de planes y proyectos, superando todo agravio, y que podamos tener en nuestra Patria y especialmente en Mar del Plata nuevos líderes políticos con verdadera vocación de servicio al bien común".

Comentá la nota