Monotributo: sube más de 80% la cuota para unos 700.000 anotados

Será a partir del 1 de enero. La categoría más baja pasará a pagar $ 213 por mes.
Hoy, a las 11, el ministro de Economía, Amado Boudou y el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray harán el postergado anuncio del envío al Congreso de un proyecto de ley del Nuevo Régimen de Monotributo.

De no mediar cambios, y como anticipó Clarín, el proyecto prevé aumentos superiores al 80% para las dos categorías más bajas, en las cuales está ubicada una masa de 700 mil inscriptos. Además, amplía el alcance del régimen para las locaciones de servicios de $ 72.000 hasta $ 200.000 por año y para el resto de las actividades de $ 144.000 hasta $ 300.000. Estas sumas serían móviles, según la variación del salario mínimo o de las jubilaciones. Otra novedad es que incorpora disposiciones nuevas para el Monotributo Social y las Cooperativas de Trabajo, con aportes más bajos.

Si se aprueban, el sistema abarcará a 1.100.000 ya inscriptos y, al extender los montos de facturación, podría sumar a otros 400.000 personas o pequeños comercios e industrias. Se descuenta que, al ampliarse las escalas, muchos autónomos podrían adherir al monotributo por tratarse de un régimen simplificado.

De los tres componentes -impositivo, previsional y salud- que comprende el sistema, el proyecto mantiene sin cambios la parte impositiva actual, a la vez que se incorporan valores más altos para las nuevas escalas. A su vez, aumentan las sumas fijas del aporte jubilatorio (de $ 35 a $ 110) y de la obra social (sube de 46,75 a $ 70). Esos dos componentes se mantienen sin cambios desde el año 2000.

Al aumentar las sumas fijas, su impacto es mayor sobre las categorías inferiores. Así la cuota de la categoría más baja -hasta $ 1.000 de facturación mensual- sube de $ 114,75 a $ 213 por mes, un incremento del 85,6% (ver infografía).

Para las escalas que van de $ 200.000 a $ 235.000 anuales se fija la condición adicional de contar como mínimo con un empleado en relación de dependencia. De 235.000 a 270.000 con 2 empleados y de 270.000 a 300.000 con 3 empleados.

El proyecto vuelve a aclarar que el Monotributo "no es incompatible con el desempeño de actividades en relación de dependencia como tampoco con la percepción de prestaciones en concepto de jubilación, pensión o retiro, correspondiente a alguno de los regímenes nacionales o provinciales".

En el caso de los que trabajan en relación de dependencia, por el Monotributo solo pagan el componente impositivo, porque ya aportan a la obra social y al sistema jubilatorio. Los jubilados no pagan el aporte de Salud porque ya contribuyen al PAMI.

La apuesta del Gobierno es que el nuevo régimen se apruebe rápidamente y entre en vigencia a partir del 1° de enero de 2010. En ese momento los monotributistas tendrán la posibilidad de ingresar o recategorizarse de acuerdo a las nuevas escalas. La mayor recaudación por la ampliación de escalas ya figura en el Presupuesto 2010, dado que originalmente este proyecto debía ser aprobado antes que la ley de Presupuesto

Comentá la nota