Monotributo: habrá amnistía para los que facturen de más

Es un fenómeno que se dará de hecho en diciembre, por los cambios al régimen.
La nueva ley de Monotributo ofrece una "salida" o "amnistía" de hecho a los monotributistas que necesiten facturar un poco más en 2009 y quieran permanecer en este Régimen Simplificado, sin quedar obligados a inscribirse en el régimen de IVA y Ganancias.

Los cambios regirán desde enero de 2010, ampliando los actuales topes de $ 72.000 a $ 200.000 anuales para servicios. Y para comercios se eleva de $ 144.000 a 300.000 por año, según los casos. Y ya en enero los contribuyentes podrán recategorizarse con los nuevos valores.

A partir de esos cambios, un monotributista que, por ejemplo, en diciembre se excede de su categoría y factura más de $ 72.000 anuales permitidos, no estará obligado a pasar al régimen general porque en enero puede recategorizarse y ascender de escala.

Flavia Melzi, vicepresidente segunda del Consejo Profesional de Ciencias Económicas explicó: "Un monotributista que hasta noviembre de 2009 estuvo dentro de los parámetros de la ley, pero en diciembre se excediere con su facturación, y por lo tanto, anualizado superase los límites de su actividad, por el régimen vigente quedaría excluido del Monotributo y debería pasar al régimen general de IVA y Ganancias. Pero como a partir de enero se amplían los montos de facturación, si factura más en diciembre, en enero podría recategorizarse conforme a las nuevas escalas".

Por su parte, el especialista Humberto Diez señaló que, para los que ya tuvieron que emigrar del Monotributo al régimen general, ahora como se ampliaron las escalas, también tienen una suerte de amnistía. La ley "permite en forma excepcional reingresar al Monotributo sin esperar los tres años calendarios de permanencia como contribuyente general que exige el régimen simplificado actual y que exigirá el nuevo". Esa posibilidad regirá sólo durante la primera recategorización.

Actualmente un poco más de un millón de monotributistas pagan regularmente las cuotas. Con la ampliación de las escalas, se estima que muchos autónomos podrían pasarse o regresar al Monotributo -se estima en unos 400.000- por tratarse de un régimen más simple y amplio, ya que incluye la parte impositiva y tiene cobertura de salud y jubilación.

Además de ampliar las escalas, la nueva ley aumentó la cuota de jubilación y salud. La cuota de jubilación pasó de $ 35 a 110 y la de obra social de 46,75 a $ 70. Por ser una suma fija, la suba tiene más impacto en las escalas más bajas.

Por su parte, las personas que trabajan en relación de dependencia y al mismo tiempo son monotributistas sólo pagan la parte impositiva, que hasta $ 72.000 no tiene cambios. Pero para los que se exceden esa cifra, deberán pagar más por el impuesto a partir del 1 de enero de 2010.

Comentá la nota