Monitoreo de las charlas entre Duhalde e intendentes

Desde Córdoba y acompañado por el diputado electo nacional por la UCR, Ricardo Alfonsín, el ex presidente Eduardo Duhalde evitó hablar del 2011, pero denunció monitoreos del oficialismo a las conversaciones que realiza con dirigentes políticos.
"Si me sentí observado", dijo al ser consultado sobre las guardias que se habrían instalados en su quinta de San Vicente para vigilar los movimientos de Duhalde. "Hay un estado policíaco y sé que nos escuchan", agregó el ex mandatario, quien ironizó: "Recomiendo la película La Vida de los Otros, es muy buena".

Duhalde se animó a más y sostuvo que a su esposa, la senadora nacional Hilda "Chiche" Duhalde también sufre de las operaciones de espionaje del Gobierno nacional.

"Como no tengo pruebas no me gusta hacer una denuncia mediática, pero le hice llegar al Gobierno mi preocupación", continuó el lomense, quien sentenció: "Esto no me hace temer".

El espionaje telefónico con los intendentes

Antes de denunciar el espionaje del oficialismo, Duhalde indicó que "los intendentes sufren intimidación al igual que los gobernadores". Esa fue la frase de antesala para decir públicamente que Kirchner lo monitoreaba.

Hace poco tiempo atrás, días previos a las elecciones del 28 de junio, varios intendentes del Conurbano, aquellos caciques que compartieron la gestión duhaldista en la Provincia, fueron objeto de investigación.

Según explicaron algunos jefes comunales, siempre en off de record, sus conversaciones telefónicas eran escuchadas.

Decían por esos días que el Gobierno intentaba conocer cuál era la relación entre ellos y Francisco De Narváez, pero también con Duhalde.

Comentá la nota