Mónica López se reunió con vecinos del barrio San Lorenzo.

La referente del felipismo de Avellaneda se reunió esta semana con vecinos del barrio San Lorenzo de Wilde en donde analizó los problemas que afectan al lugar como la falta de cloacas, luminarias y fallas en los desagües. En el encuentro, López recomendó a los habitantes "organizarse en juntas vecinales" y les remarcó que "tienen el poder de cambiar las cosas".
La dirigente del peronismo disidente de Avellaneda Mónica López realizó esta semana una recorrida por el barrio San Lorenzo en Wilde, donde mantuvo un dialogo informal con los vecinos del lugar y escuchó sus problemas.

El barrio San Lorenzo está compuesto a la vez por otros sub-barrios como Esperanza, Rancho Grande, Mileniun y en todos se observan los mismos problemas como falta de cloacas y luminarias, calles de tierra y fallas en los desagües, lo que provoca lodazales e inundaciones cuando llueve.

Varios vecinos apuntaron además que muchas obras fueron licitadas pero jamás se realizaron, como la extensión de la red de gas que sólo alcanza a un sector del barrio.

La gente del lugar también le manifestó a la dirigente los casos de inseguridad que se ocasionan cada vez con mayor frecuencia en la zona y aseguraron que ninguna autoridad visita el barrio.

Por su parte, López recomendó organizarse en juntas vecinales para unirse en un mismo reclamo. "Los vecinos tienen el poder de cambiar las cosas", recalcó la referente felipista de Avellaneda.

Comentá la nota