Mondino insiste con que no hay que pagar.

Mondino insiste con que no hay que pagar.
Tras la apelación de De Vido, el defensor del Pueblo afirmó que hay una decisión judicial que impide a las empresas cortar el servicio a quienes se oponen al aumento. Una pelea que recién empieza.
El defensor del Pueblo de la Nación elevó los decibeles de la pelea que mantiene con el Gobierno por la suba de las tarifas eléctricas. Un día después de que el ministro Julio De Vido apelara la decisión judicial que prohibió la suspensión del servicio para quienes se nieguen a pagar las facturas con aumentos, Eduardo Mondino afirmó: “El que no pueda pagar, que no pague, no le van a cortar la luz”.

El ombudsman advirtió que la movida judicial del Gobierno en favor de las empresas y de los aumentos “no modifica nada”. “La apelación no alcanza” para dejar sin efecto el fallo de primera instancia, afirmó. “Hay una decisión judicial que impide el corte a aquellos usuarios que no pueden abonar la factura por este incremento”, sintetizó Mondino.

El enfrentamiento en Tribunales se inició a comienzos de mes, cuando la Defensoría impugnó las resoluciones del Ente Nacional de Regulación Eléctrica que autorizaron dos ajustes: uno de hasta el 30% para compensar los mayores costos por inflación y otro que llegó hasta el 400% para los usuarios que consumen más de 1.000 kilovatios hora por bimestre, con el declamado propósito de reducir los subsidios para la generación eléctrica.

El martes 27, la jueza Cecilia De Negre admitió parcialmente el recurso del ombudsman. Les ordenó a Edenor, Edesur y Edelap que “se abstengan de efectuar cortes en el suministro de energía eléctrica motivado en la falta de pago de las facturas emitidas en base a las resoluciones discutidas en este pleito, hasta tanto recaiga sentencia definitiva”.

El viernes, De Vido apeló la decisión con el argumento de que es el Poder Ejecutivo el que tiene la facultad para “otorgar y quitar subsidios” a las empresas. Y aseguró que la medida oficial tenía como fin “eliminar el subsidio para usuarios de grandes consumos”. “No consideramos lógico ni justo que el Gobierno, a través del presupuesto que pagan todos los argentinos, esté subsidiando el consumo de los que mayor poder adquisitivo tienen”, señaló el viernes el funcionario.

Lo cierto es que entre 2004 y 2008 la administración K repartió más de 20 mil millones de pesos entre las compañías eléctricas para compensar el congelamiento tarifario que prácticamente no distinguió entre los usuarios “de mayor poder adquisitivo” y los demás consumidores.

En medio de la pelea judicial por los aumentos –que llegan hasta el 1.000%–, el ENRE debió excluir algunos casos de los incrementos, como las viviendas que comparten medidor o aquellas que no tienen servicio de gas natural. Pero el propio De Vido se ocupó de advertir que las excepciones no se extenderán.

Pese al reclamo de la Casa Rosada, aún rige la decisión de la jueza De Negre que prohíbe los cortes de luz. Para que cambie el escenario, “la Justicia tiene que hacer lugar a la apelación y tiene que generar una resolución contraria”, explicó ayer Mondino. “Tal vez un usuario con criterio de no quedarse con una factura y deuda, puede intentar en su distribuidora hacer un pago a cuenta pero al valor de la factura anterior”, recomendó el defensor del Pueblo.

La pelea recién empieza. Mientras que el Gobierno reza para que la Cámara revoque el fallo de primera instancia, la jueza debe decidir sobre el planteo de fondo: para el ombudsman, el tarifazo es ilegal. Mondino insistió ayer con que el aumento en el valor de las facturas de luz estuvo mal hecho y afirmó que la única manera de resolver el problema es modificando la resolución que firmó el secretario de Energía, Daniel Cámeron. “No sé por qué le tienen tanto miedo a modificar una resolución que en su aplicación no ve el resultado que busca”, se preguntó ayer Mondino.

Comentá la nota