Mondino: "Este gobierno se dedica a tapar baches en lugar de generar políticas para gestionar"

Eduardo Mondino dió ante LA MAÑANA su punto de vista sobre la crisis municipal y respondió las diferencias que tiene con el gobierno nacional. En este sentido aclaró que son diferencias de fondo y no de forma, aunque admitió ciertas coincidencias.
Pregunta: ¿Qué opina cómo debería solucionarse la crisis municipal?

Eduardo Mondino: Esta ciudad está en esta condición después de más de cinco añós de gestión del Frente Cívico, tanto de Luis Juez como de Daniel Giacomino. Me parece que deberían rendir cuentas y no andar dirimiendo sus cuitas en una consulta popular, que por otra parte ya fue negada por la justicia.

P: ¿Comparte usted la reestatización del sistema de jubilación?

EM: Creo que la estatización fue una medida improvisada, da al Anses dineros que no está en condiciones de manejar, y acá no se trataba de si los fondos debían quedar en una Afjp porque ese era un tema concluido, la jubilación privada demostró su ineficiencia.

P: ¿Entonces comparte que los recursos previsionales los debe manejar el Estado?

EM: Sí, pero con un banco de Previsión y Seguridad Social independiente, absolutamente, del poder político. No se pueden tomar fondos previsionales para tapar baches fiscales. Se deben utilizar para beneficiar a los jubilados con la movilidad. Ahora si lo tomo en un manotazo de ahogado porque se me complica la economía, o los utiliizo sin ton ni son en licitaciones, obviamente hay más riesgo que sean dilapidados o que corran el riesgo que tenían cuando estaban en las AFJP.

P: ¿Cómo ve la reestatización de la Fábrica Militar de Aviones o de Aerolíneas Argentinas?

EM: Lo de la Fábrica Militar de Aviones es un tema estratégico que tiene que ver con el impulso que se le quiere dar a un área que hoy tiene dificultades para desenvolverse en el ámbito privado. Ahora lo de Aerolíneas Argentinas, no fue una política la estatización, sino el fruto de una mala política del transporte público en el país. Salvar la empresa como última instancia. No fue una decisión estratégica como salieron a vender después. No fue una política acertada, sino tapar un bache de los errores de gestión que se cometieron.

P: Daría la impresión que sus críticas al gobierno nacional serían más de forma que de fondo. ¿No es así?

EM: Creo que estamos discutiendo temas de fondo. No se consultó con los sectores de la economía y la producción, ni a las instituciones. Y si participó el Congreso de la Nación en la discusión de la 125 es porque antes fracasaron los métodos con la que se pretendió apuntalar el decreto. Se la quiso resolver con un primitivismo absoluto como ser quién convocava más gente en las calles.

P: Pero no fue malo que lo resolviera el Congreso.

EM: Lo que quiero decir es que no hubo voluntad inicial de enviarla al Congreso. Hay una cuestión que hay que dirimir, una es cuando se tiene una política y se va resolviendo de acuerdo a esta, y otra es cuando se va por detrás poniendo parches detrás de los acontecimientos. Esa es una cuestión de fondo. Y esta pérdida de rumbo se dio a partir de la salida de Roberto Lavagna del gobierno. Hasta ahí hubo coherencia. Es el único gobierno que adelantó las elecciones por la crisis.

P: La crisis no golpeó al país en la medida de lo esperado. Incluso internacionalmente se reconoció que Argentina, Brasil y Chile se recuperarán más rápido.

EM: La crisis internacional a nosotros nos pegó mucho menos que la crisis interna que generamos nosotros. Es la de marzo de 2008. El día que siguieron obstinadamente confrontando con la sociedad. Esa es la crisis que cambió la previsibilidad. Y apareció con nitidez el centralismo, el manejo discrecional de recursos.

P: Pero la falta de federalismo no lo inventó este gobierno. Se da desde hace mucho.

EM: Pero ellos lo profundizaron. Cuando acumularon recursos discrecionalmente. Y hoy se resuelven 10 cuadras de asfalto de Villa Huidobro en la avenida de Mayo.

P: Menem ya había planteado derivar los recursos de la Nación a los municipios.

EM: No lo logró. Pero también hacía acuerdo con los gobernadores. Por un lado alentaba esta cuestión, pero después definía con qué Provincia hacía eso. Cuando con el gobernador estaba bien, los municipios tenían que pasar por la Provincia para recibir los recursos. Cuando con el gobernador no andaba bien, los municipios recibían los fondos directamente. Tenían un método más o menos parecido.

P: Por eso le reitero la pregunta.

EM: No digo que nació con los Kirchner, sino que se pronunció. Además a raíz de la emergencia se crearon fondos que se fueron apropiando. Se crearon impuestos como el del cheque o las retenciones, que no son coparticipados a las provincias.

P: Sin embargo el impuesto al cheque lo creó Domingo Cavallo en el gobierno de Fernando de la Rúa.

EM: Exacto. Fueron frutos de una emergencia que comenzó en el 2001. Y ninguno fue aminorando. Y hoy maneja discrecionalmente estos recursos.

P: Desde el año 1994 que se fijó la creación de una nueva ley de coparticipación, ningún gobierno la implementó. Y ya pasaron 15 años. Y además modificar una ley de coparticipación depende de un acuerdo de gobernadores no del Congreso.

EM: La ley de coparticipación es hacer un planteo de qué vamos a discutir. Después dependerá de un nuevo pacto federal. El Congreso deberá debatir este tema que en algún momento será la base de ese nuevo pacto federal. Esperemos que si el Parlamento no llega a un acuerdo, los gobernadores lo hagan lo mismo. Y ese proyecto de coparticipación debe ir con una reforma impositiva.

Comentá la nota