Mondino cuestionó a los Kirchner y a Juez

El candidato oficialista dijo que son "mentirosos" e "intolerantes". El gobernador Schiaretti abrió el acto ante un Orfeo lleno.
En su presentación ante la militancia peronista de la ciudad de Córdoba, el primer candidato a senador nacional, Eduardo Mondino, eligió rivales para desgranar críticas: los Kirchner y Luis Juez. En el lanzamiento de la campaña de Unión por Córdoba, el candidato oficialista los comparó y dijo que son "iguales de mentirosos, intolerantes e incapaces".

Mondino, quien cerró el acto, ante más de ocho mil personas, fue el encargado de descargar los cuestionamientos más gruesos contra el Gobierno nacional y el ex intendente capitalino, dejando claro quién está arriba en las encuestas y cuál es hoy el rival a vencer en Córdoba. "Lo voy a decir con todas las letras. Vamos a enfrentar a los Kirchner y a Luis Juez. Que se muestran diferentes, pero son iguales de mentirosos, intolerantes e incapaces", aseguró el postulante oficialista.

El arranque de la campaña del oficialismo tuvo al gobernador Juan Schiaretti como figura central. La sorpresa fue que el mandatario abrió el acto y no lo cerró, como era habitual en tiempos de hegemonía de José Manuel de la Sota .

El cambio seguramente se debió a una estrategia de comunicación: que el mensaje del gobernador entrara en los noticieros locales de la TV abierta.

Este dato conlleva una conclusión política contundente: Schiaretti será la cara y el protagonista del oficialismo en la campaña.

Se esperaba que el gobernador hiciera alguna alusión a la interna peronista, con el cruce de vereda de Olga Riutort al kirchnerismo y el silencio de De la Sota. Sin embargo, el gobernador prefirió apuntarle al Gobierno nacional. "Jamás voy a negociar la dignidad de Córdoba, por más poderosos que sean", sentenció, en obvia referencia al matrimonio presidencial.

El fervor que se generó con el ingreso de los candidatos y la presentación del gobernador, se fue diluyendo con los discursos. Los largos discursos de la dirigente ruralista Elena Garnero (segunda candidata a diputada) y de Evelina Feraudo (segunda, en la lista de senadores), congelaron el clima y muchos militantes optaron por abandonar el estadio, mucho antes del final.

Cuando la apatía ya preocupaba a muchos funcionarios, el encendido mensaje de Alejandra Vigo (esposa del gobernador y cuarta en la lista de candidatos a diputados) levantó el clima. Dirigente de la Capital e influyente funcionaria de Desarrollo Social, Vigo descargó las primeras críticas –sin nombrarlo– a Juez. "Muchos hablan de propuestas, pero no hicieron nada cuando les tocó gestionar", reprochó.

Con más color en las tribunas, Francisco Fortuna (primer candidato a diputado) continuó con los dardos hacia el ex intendente capitalino. "No necesitamos monigotes ni contadores de chistes para defender a Córdoba. Necesitamos gente seria", se envalentonó el legislador provincial.

Palco repleto

Todas las líneas, todas. En actos peronistas, la ubicación de los dirigentes y funcionarios dice mucho más que mil palabras. En la primera fila del palco colmado, estuvieron los referentes de todos los socios de Unión por Córdoba, intendentes como Martín Llaryora (San Francisco) y legisladores provinciales, como los delasotistas Carlos Alessandri y Daniel Passerini. Hubo un claro intento de mostrar la unidad de todos los sectores del oficialismo.

Comentá la nota