Mónaco: "No quiero desilusionar al capitán".

El tandilense asegura que llega en un gran momento al desafío más exigente como integrante del equipo argentino, en el debut por los cuartos de final ante la República Checa.
Ni siquiera Pico: para todo el mundo es Piquito. Para el capitán, Modesto Vázquez, también. Se nota que lo adoptó como un hijo, que le tiene un cariño particular. Es que Juan Mónaco es realmente un muchacho querible, que siempre está listo para ponerle buena onda al grupo y es el primero que está listo a la hora de salir para entrenarse. Para él nunca es suficiente: una hora de juego intenso ante Juan Martín del Potro no le alcanza. Sale Delpoy entra Leonardo Mayer. Y sigue.

Por eso Tito lo observa, le corrige el movimiento de rotación de los hombros y lo defiende, como en el entrenamiento de ayer al mediodía en el CEZ Arena, el estadio donde, desde mañana, la Argentina empezará a jugarse el pase a las semifinales de la Copa Davis frente a República Checa. "Te quería joder Emiliano (Redondi, el coach de Mayer), te estaba afanando medio metro", le dice mientras reacomoda las cintas plásticas que sirven de referencia para un trabajo específico de juego cruzado.

Piquito estará mañana frente a Tomas Berdych, el número 1 del equipo local apenas por un puesto de ranking: es el 20° del mundo, mientras que Radek Stepanek es el 21°. A los 25, como segundo singlista, tendrá su compromiso más importante en una trayectoria a la que le falta recorrido en la Davis: será, apenas, su cuarta serie.

-¿Estás listo?

-Hicimos una preparación muy buena. Sé que Tito (Vázquez) y Caio (Rivera) me tienen confianza. Me gusta mucho jugar por mi país, vengo jugando bien. Desde el primer día estoy dejando todo en cada práctica, sabiendo de la importancia de este partido. Espero jugar de la mejor manera.

-¿Qué es lo que te motiva tanto? Porque se te ve muy enchufado en cada práctica.

-Me gusta mucho jugar la Copa Davis, me agarra en buen momento, de madurez, gané buenos partidos este año. Como te dije antes, siento que me tienen confianza y no quiero desilusionar al capitán; quiero dejar todo si tengo la chance de jugar.

-¿Es el partido más importante para vos en la Davis?

-Sí, seguro, es el más importante, el más duro, el que más ilusión me genera.

-¿Cuánto esperaste por esta oportunidad?

-Mucho. Lo que pasa es que es duro jugar partidos importantes cuando delante tenés monstruos como Coria, Nalbandian, Puerta, Gaudio, había equipo de sobra. Ahora tengo que aprovecharlo. Esta posibilidad me agarra con madurez y por ahí es mejor.

-¿Sos el hombre clave de la serie? Imaginemos: dos puntos de Del Potro, el dobles será durísimo. ¿Un triunfo tuyo es la llave?

-Si pensamos en los papeles puede ser así, pero cada punto es durísimo y habrá que jugarlo a full. Ojo porque nada está dicho, Juan Martín tiene partidos durísimos con Stepanek y Berdych, lo mismo yo. Cada uno va a tener que dejar lo máximo.

-¿Qué tan importante es que vos puedas sacar un punto?

-Es muy importante, muy importante para mí y para el equipo, por todo lo que podría venir, para hacer crecer este grupo que está muy bueno. La verdad es que todos nos sentimos muy bien, estamos muy contentos, los jugadores y el cuerpo técnico.

-Después de mucho tiempo, la Argentina no llega como favorita a una serie ¿Es mejor?

-Es cierto, siempre estaba David (Nalbandian), que era un comodín, casi siempre ganaba sus singles y hasta te jugaba un dobles y lo ganaba también. No estamos acostumbrados a llegar de punto. Tenemos que ser inteligentes y jugar con la presión de ellos. Y tenemos que dejar todo, no bajar los brazos, saber que va a haber momentos incómodos, donde no vamos a ver la pelota durante tres games. Tenemos que ser maduros e inteligentes.

-¿Qué te parece la cancha?

-Es bastante rápida. Pero va a ser un partido, no es que me estoy preparando para jugar tres torneos seguidos. Nos preparamos diez días a full para entrar tres horas o cuatro y rendir de la mejor manera posible. No voy a guardarme nada. Ni en los entrenamientos ni en el partido.

-¿Es comparable a Belarús, aquella primera serie tuya, hace cinco años?

-No me acuerdo mucho, pero era un poco más rápida, me acuerdo que con un buen saque se acababa el punto. Esta cancha también es rápida, pero ya está, nosotros nos estamos entrenando bastante bien y la cancha está para los dos equipos.

-¿Coincidís con que el viernes es un día clave?

-Sí, es clave. Es una serie muy dura y cada punto va a ser duro, del primero al último. Hay que dejar todo por el país y ganar cada punto.

-¿Preferís arrancar primero o segundo?

-Me da lo mismo, mi cabeza está puesta en jugar con Berdych. Ví su partido contra Roddick en Wimbledon y ya estuve mirando videos de los partidos con Francia, a principios de año.

-¿Sentís que vas a estar al 100% ?

-Pienso que sí, porque me preparé muy bien para Wimbledon y el césped es muy rápido. Acá quizás el pique es un poquito diferente, pero el armado de los golpes y la táctica del pasto termina siendo bastante parecida. Ojalá pueda rendir a mi cien. Por eso me estoy entrenando, y sacrifiqué días en Argentina, de preparación para el circuito, para ir a París.

-¿Alcanza con el 100% ?

-Yo creo que sí, puede alcanzar.

-¿Por dónde sentís que se le puede ganar a Berdych?

-No sé si tiene puntos vulnerables. Va a ser duro, hace casi todo bien, es la superficie que más le gusta, donde tuvo los mejores resultados, va a tener a su gente, estará motivado porque quiere ganarnos. Tiene un saque muy potente, le pega muy fuerte de los dos lados y trata todo el tiempo de atacar. Voy a tener que estar al mejor nivel, sacar muy bien y aprovechar la mínima chance que tenga para desmotivarlo. Sería importante quebrar al principio de los sets para bajarle la intensidad de juego.

* El dolor de Nalbandian por no poder estar

"Para mí es complicado ver la Copa Davis desde afuera", le confesó desde Unquillo a la agencia DyN David Nalbandian, ausente en este compromiso por su intervención en la columna. Sobre su estado, el cordobés indicó que "marcha todo bien. Todavía no corro ni hago desplazamientos forzados". La semana próxima llegará para evaluar el español Angel Ruiz Cotorro, el médico que lo operó.

* No habría sorpresas en el sorteo

En el mediodía de esta ciudad, a las 7 de la Argentina y en el ayuntamiento de Ostrava, se efectuará hoy el sorteo para el orden de los enfrentamientos de mañana. Allí se confirmarán también los singlistas y los equipos de dobles. Mañana jugarían Del Potro con Stepanek y Mónaco con Berdych, mientras que el sábado lo harán Acasuso y Mayer ante Berdych y Stepanek o Dlouhy.

Comentá la nota