Mónaco, del domingo de lágrimas a la ilusión de hoy

A una semana de la dura derrota en la Copa Davis, el tandilense buscará el título frente al sueco Soderling
BASTAD, Suecia.- Hace una semana, cuando hundió la cabeza entre las piernas para ocultar el llanto por no haber podido darle el quinto y decisivo punto al equipo argentino de la Copa Davis, Juan Mónaco no imaginaba que pronto iba a encontrar una forma de consuelo. Ya hizo bastante para cerrar la herida abierta en Ostrava, en la derrota ante República Checa. La posibilidad de volver a sentirse en plenitud y ganador la tendrá hoy, ante el sueco Robin Soderling (2° favorito), en la final del ATP World Tour 250 de Bastad (450.000 euros en premios), que será televisada por TyC Sports, a las 9.

Es cierto que para Mónaco es difícil cotejar sensaciones. El domingo último se sintió frustrado porque no pudo aprovechar la oportunidad que le había dado el capitán Tito Vázquez y porque no sumó su aporte a los dos puntos ganados por su coterráneo de Tandil, Juan Martín del Potro. La Copa Davis era una de las prioridades de la temporada y ya no habrá revancha durante 2009. Este torneo sueco, que se disputa sobre polvo de ladrillo, es uno más del circuito que ocupa a los tenistas durante casi doce meses.

Un esfuerzo de poco más de una hora le demandó a Mónaco (61° en el ranking mundial) llegar a la definición. En las semifinales, con sorpresiva contundencia, eliminó al español Tommy Robredo (2° preclasificado) por 6-0 y 6-2. El historial entre ambos quedó 3 a 2 a favor del argentino, con la particularidad de que siempre se enfrentaron en cancha lenta. A principios de este año, Robredo, campeón del certamen sueco en 2006 y 2008, le había ganado en la final del torneo de Buenos Aires.

En los últimos días, otra circunstancia influyó muy favorablemente en el ánimo de Mónaco: la Copa Libertadores obtenida por Estudiantes, club del que es fanático y por el cual no dudó en trasnochar para observar por televisión el 2 a 1 sobre Cruzeiro. El jueves, Mónaco ingresó vestido con la camiseta pincharrata a disputar el encuentro ante el rumano Crivoi. "El Pincha me dio vida", reconoció el jugador, que vive pendiente de los resultados de Estudiantes.

Se supone que Mónaco tendrá hoy más dificultades de las que viene afrontando (en cuartos de final se vio beneficiado por el abandono de Fernando Verdasco). Se enfrentará con un rival que atraviesa por el mejor momento de su carrera (12° en el ranking), producto de haber llegado a la final de Roland Garros, donde en los 8os de final dio una de las grandes sorpresas del año al eliminar a Rafael Nadal. Ayer, Soderling superó a su compatriota Andreas Vinciguerra por 6-1 y 7-6 (8-6).

Mónaco superó a Soderling en uno solo de los cuatro cotejos que disputaron. Y eso ocurrió hace cuatro años. De los tres éxitos del sueco, dos fueron sobre polvo de ladrillo, superficie que, de todas maneras, es la que más favorece al tandilense.

En un año bastante pobre para el tenis argentino en materia de títulos, Mónaco intentará sumar la tercera corona, luego de las conquistas de Del Potro, en Auckland, y David Nalbandian, en Sydney, ambas en enero. En la cuenta personal, Mónaco buscará la cuarta corona. Las tres anteriores fueron en 2007, todas sobre polvo de ladrillo.

Comentá la nota