Monacci: “En el Hospital, el imperativo estará puesto en la gestión de calidad”

El director ejecutivo del nosocomio evaluó la tarea desplegada en 2008 y abundó en los lineamientos rectores para este año. El eje estará en el servicio y en la concreción de varios proyectos. Destacó la vinculación con el Ministerio y la relación de colaboración recíproca con el Municipio. Resaltó el incremento en el número de consultas.

DE LA REDACCION. En los primeros días de 2009, y luego de que el año llegara con una intensa actividad en el Hospital Interzonal de Agudos San José, el doctor Gerardo Monacci, director del nosocomio, efectuó un balance de la actividad desplegada durante 2008, período que coincidió con el primero de la gestión que comparte con el doctor Hugo O’Brien.

“El balance es muy bueno y estamos muy contentos, creíamos que podíamos construir el Hospital que todos nos merecemos y estamos en ese camino”.

“El Hospital que uno se imagina se va a ver en unos años, no ahora, pero hemos dado muchos pasos significativos en pos de acercarnos a él”, destacó Monacci, al tiempo que reconoció que los profesionales que en su momento tenían alguna duda o presentaban alguna inquietud, “ya nos conocen y saben qué Hospital queremos y cómo lo queremos, lo que da mucha más confianza porque les asegura que no vinimos para ‘poner palos en la rueda’ ni complicar la situación de nadie sino que llegamos convocados por el Ministerio para trabajar por este centro de salud y eso hacemos durante las 24 horas del día, pensando en los usuarios, en los profesionales, en los no profesionales y en el personal administrativo”.

“Cometemos errores diariamente”, admitió el médico y también futbolista, pero aseguró que tales situaciones se dan “en el esmero de construir ese Hospital que queremos”.

En orden a los objetivos que pudieron cumplirse durante 2008, Monacci mencionó la ampliación de la sala de Terapia Intensiva de Adultos, la implementación de un nuevo sistema para la gestión de los turnos, la llegada del equipamiento para poner en funcionamiento el Servicio de Hemodinamia, la ampliación del playón y avanzó en algunas metas por cumplir como el armado del Servicio de Ergometría, de la guardia pediátrica y de un sector para hemodiálisis.

Más pacientes

En otro punto de la evaluación, el director ejecutivo del Hospital indicó: “Pasamos de atender cinco mil personas por mes a atender 19 mil”, lo que a su juicio motiva un gran esfuerzo por parte del Hospital. “La gente no toma conciencia de la magnitud de la actividad que despliega desde este centro de salud, estamos atendiendo alrededor de mil personas por día y ese es un número que asusta e importa un enorme desafío porque lo hacemos con la misma cantidad de personal”, comentó.

En este punto señaló que “aunque se han conseguido algunos nombramientos, el recurso humano siempre es insuficiente”.

Con el Ministerio

En el plano del análisis de la relación del nosocomio con otros estamentos, como el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Monacci reconoció que “ha sido excelente”, utilizando la expresión: “Nos sentimos escuchados”. Luego amplió: “Somos recibidos, nos atienden y nos dan respuesta a las demandas que hemos presentado”.

En este orden citó como ejemplo: “Cuando nosotros llegamos el Hospital no tenía estructura, nos hemos puesto con la Asociación de Profesionales y con los jefes de Servicio la hemos armado y el Ministerio la ha aprobado, sólo falta que se nos asignen los recursos económicos para volcarla en la práctica. Somos el único Hospital que ha conseguido armar eso que repercutirá positivamente en la atención”, resaltó y agregó que “el Ministerio ha dado una respuesta realmente importante, no han faltado insumos y nos ha aprobado todas las licitaciones que hemos llevado adelante”.

Prestador de Pami

Atendiendo a que en noviembre el Hospital se convirtió en prestador de Pami para la internación de jubilados y pensionados, Monacci planteó que “las cápitas asignadas no han hecho sino blanquear una situación en la que ya veníamos trabajando y nos ha permitido cobrar por un servicio que prestamos”.

“Ha sido una de las principales satisfacciones del año, porque somos un ente público humilde pero preparado con sus limitaciones y dificultades, pero dispuesto a mejorar para darles una atención de calidad a los afiliados de Pami”.

En este punto, aprovechó la oportunidad para poner en claro su pensamiento de cara a la sociedad y las acciones que lo acompañan: “Nuestro principal objetivo es trabajar para la gente que no tiene obra social, nuestra meta es trabajar para los humildes y lo hacemos de la mejor manera, hemos puesto televisores en las habitaciones y hemos contado con la colaboración de Canal 4, creo que estamos mejorando, ahora vamos a cambiar los colchones y a arreglar los baños. Creo que este año el imperativo estará en la gestión de calidad, queremos que la gente llegue y sea atendida amable y rápidamente, tenemos que dedicarnos a ello y a concretar cada uno de los proyectos que nos hemos propuesto”.

Con el Municipio

Por último, y evaluando la vinculación con el Municipio, afirmó: “Tenemos una muy buena relación porque tanto el intendente como yo creemos que la salud no es de uno solo; estamos pensando en la salud de la gente de Pergamino y creemos que tenemos que ser responsables por ello”.

Atendiendo a las cuestiones políticas que rodean a las relaciones entre funcionarios, aclaró: “Con el intendente tenemos la mejor afinidad, trabajamos en conjunto, no hablamos de política, hablamos de salud pública; con sus funcionarios no hacemos política, simplemente tratamos de que la gente tenga la salud que se merece” y estimó que la idea es seguir trabajando de esta forma, “con una colaboración recíproca, sin disputas y sin internas”.

“Al intendente le debe molestar que haya familias enfermas, chicos o ancianos enfermos y a mí también; entonces estamos en el mismo camino, no discutimos políticas sino acciones comunitarias”, finalizó.

La gestión del doctor Gerardo Monacci y del doctor Hugo O´Brien se inició en febrero de 2008, en el marco de cierta tensión planteada por los profesionales médicos y jefes de servicio que con el transcurso de los meses se disipó para encolumnarse en la tarea común de poner en marcha diversas iniciativas.

Comentá la nota