Monacci: "Hacen falta dos años para tener un Hospital más ordenado"

Con un nuevo sistema de gestión de turnos, en el nosocomio crece el funcionamiento de los servicios. Más allá de la coyuntura planteada por la gripe A, las estadísticas que manejan autoridades sanitarias indican un incremento de la actividad en la totalidad de las prestaciones. Sólo en junio se atendieron 19.408 consultas.

El doctor Gerardo Monacci asumió la dirección del Hospital Interzonal de Agudos San José en febrero de 2008 y una de las primeras medidas fue poner en marcha un sistema de gestión de turnos que al tiempo que amplió los horarios de atención acercó los servicios del nosocomio a la comunidad a partir de una articulación con los Centros de Atención Primaria. La puesta en marcha de este nuevo dispositivo trajo como consecuencia una forma de organización diferente que, al tiempo que reordenó la dinámica de funcionamiento puertas adentro del establecimiento sanitario y evitó que los pacientes pasaran horas en la madrugada a la espera un turno, permitió un sensible incremento en el número de consultas que diariamente se atienden en los consultorios externos y un crecimiento también constante de la mayoría de las prestaciones. Cifras estadísticas que manejan las autoridades del Hospital San José revelan el comportamiento que ha tenido la demanda en los diversos servicios que conforman la grilla y ponen en evidencia que "cada vez más gente se acerca al Hospital para ser atendida en las distintas especialidades".

Esto ocurre más allá de la coyuntura planteada por la gripe A que ocupa el primer lugar de atención cuando por estos días se habla de realidades sanitarias. La emergencia coloca al efector público de salud en el centro de la escena por la forma en que se desarrolla la estrategia para contener la atención de patologías respiratorias, pero el crecimiento de la demanda y las respuestas dadas por el establecimiento vienen desde hace varios meses.

Sólo en junio se atendieron en consultorios externos 19.408 consultas, una cifra sensiblemente mayor a las 16.177 registradas en mayo.

Algo similar ocurre con las cirugías, porque aunque en mayo se atendieron 305 y en junio 302, hay que atender que ese mes, y en virtud de la emergencia planteada por la gripe A, se suspendieron las intervenciones quirúrgicas programadas. Sin esa decisión el número de prácticas quirúrgicas hubiera sido marcadamente superior.

Las estadísticas de junio también evidencian una mayor atención de partos. Se produjeron en el Hospital 92 nacimientos, 57 de los cuales fueron partos naturales y 35 cesáreas.

Uno de los principales indicadores para medir la demanda de atención dentro del nosocomio es el porcentaje de ocupación de camas, que ya en junio era del 81,45 por ciento y que hoy supera ampliamente esa cifra, en virtud de las internaciones motivadas por cuadros respiratorios severos, tanto en los servicios de adultos como en Pediatría.

En orden a las prácticas de diagnóstico realizadas y con una intensa actividad en el servicio de Laboratorio, el nivel de trabajo fue en crecimiento para cada una de las unidades y áreas. Así, durante junio se realizaron 9.000 radiografías simples y 85 radiografías contrastadas; 56 mamografías; 255 tomografías computadas; 504 ecografías y 75 ecografías doppler color.

Una evaluación

Evaluando esta dinámica de funcionamiento, en diálogo con LA OPINION, el doctor Gerardo Monacci, director del Hospital San José manifestó: "Estamos satisfechos por la buena respuesta que estamos teniendo de la gente" y recalcó que "lo importante es rescatar que uno plantea un esquema de gestión, pero quienes lo llevan a cabo son los profesionales y empleados del Hospital que cumplen muy bien su función".

En este sentido, destacó la actitud que tienen los médicos, enfermeras y personal del Hospital de "atender cada vez más pacientes".

"Lo que ha pasado con la gripe A ha puesto aun más en evidencia este compromiso", admitió y planteó que esta actitud de colaboración es muy favorable "porque nos permite acercarnos a la comunidad para la que trabajamos", opinó, aunque aclaró que todavía hay muchas cosas por corregir que se ajustarán con el andar. "Hemos implementado un nuevo sistema de trabajo en el que surgen inconvenientes, pero lo importante es que la idea está asumida y contamos con el compromiso de los actores de este Hospital y en la medida de nuestras posibilidades estamos dando una buena respuesta", aseguró.

En orden a la demanda, y por fuera de la coyuntura por la epidemia de gripe A que ha modificado sensiblemente la actividad dentro del establecimiento, el director del Hospital indicó que se está teniendo una afluencia "muy importante" y remarcó que se está dando respuesta a la gente".

Opinando sobre las razones que motivaron la mayor demanda de atención, Monacci reiteró conceptos que alguna vez había señalado apenas tomó la conducción del Hospital y consideró que "había una necesidad insatisfecha de que el Hospital se pusiera más cerca de las necesidades de la población".

La lectura estadística

En relación con las estadísticas, advirtió que hay un crecimiento notable de las consultas, graficado en las mil personas que por día se ven en los consultorios externos. "Esa es una cifra que asusta", confesó Monacci, "pero nos estamos manejando muy bien, la gente que trabaja, desde el telefonista que recibe la llamada, el camillero, los enfermeros, los médicos, el personal administrativo, todos hacen un trabajo increíble que desde la conducción del Hospital valoramos muchísimo porque significa un esfuerzo enorme", planteó.

"Los frutos de la impronta que imprimimos cuando asumimos la dirección y de ese esfuerzo se ven ahora", reconoció y confió al Diario: "Cuando voy caminando por la calle o estoy tomando un café la gente me dice que el Hospital está funcionando mejor y eso es muy gratificante y nos compromete todos los días a mejorar".

Igualmente el director reconoce que "todavía hay que corregir mucho" y considera que "hacen falta dos años para tener un Hospital más ordenado y mejor estructurado", dicho esto sin desconocer que se están logrando "buenos resultados en muy poco tiempo, cosas que pensábamos alcanzar en tres años, las estamos teniendo al año y medio".

"Eso lo hace, en parte, la buena predisposición de la gente que trabaja y entiende cuáles son los objetivos", agregó nuevamente y atribuyó a la jerarquía de los profesionales que trabajan en el Hospital gran parte del mérito. "Esperemos seguir funcionando bien, por ahora estamos muy conformes con la forma en que el Hospital está atravesando este período y esta contingencia".

En este sentido y en expresa referencia al plan de acción instrumentado en la emergencia sanitaria declarada para evitar la propagación de la gripe H1N1, el director del Hospital aseguró que existe una buena dinámica con la Secretaría de Salud de Pergamino".

Sin poder sustraerse de la actividad de los últimos días, aprovechó la oportunidad para reiterar su agradecimiento "al intendente municipal y a los concejales porque siempre escuchan a los integrantes del Comité de Crisis, es necesario valorar esta actitud porque no es fácil tomar medidas que pueden tener alguna implicancia".

"Creemos que la mejor forma de trabajar por la salud de Pergamino es hacerlo en conjunto", planteó y confesó que "personalmente no me gusta tener el Hospital lleno de pacientes, preferiría que estuviera vacío porque eso significaría que la gente está sana, pero bueno, si a la mayor demanda le podemos dar respuesta, bienvenida sea, estamos preparados para eso y contamos con todos los elementos necesarios para dar respuesta a la sociedad", señaló y concluyó en la necesidad de "seguir apoyando al Hospital que es de la gente de Pergamino y que siempre tiene que estar funcionando a pleno".

En este punto, aprovechó la oportunidad para recordar el logro de una nueva estructura funcional al Hospital, "que es el instrumento que nos va a permitir darle el reconocimiento que los profesionales y los no profesionales merecen".

Comentá la nota