“Es momento de sincerar tarifas y consumo eléctrico”

“Es momento de sincerar tarifas y consumo eléctrico”
"Si el aire acondicionado está por debajo de los 24 grados y si está encendido en los ambientes sin gente, hay que asumir el costo", dijo Oscar Dores, de Fundelec, en Radio 10
Frente a los últimos aumentos que llegaron con las boletas de electricidad, el especialista consultado dio detalles de cómo funciona el sector y de cuánto aumentó el consumo promedio de electricidad.

"En los últimos años hubo un fuerte crecimiento en la compra de aires acondicionados gracias a la facilidad de financiación. Hay 4 millones más, es decir, que sólo para mantener esos equipos se requiere de tres Chocones más", graficó Dores.

A mayor cantidad de equipamiento, se agrega mayor consumo. "El 1% de los usuarios del país consume más de 2.800 kw y cada aire acondicionado consume entre 300 y 400 kw por bimestre", explicó el especialista.

Hubo dos decisiones políticas sobre el consumo metropolitano. "En octubre fue para la distribución, con el primer incremento de los últimos 8 años, con un promedio 11%; y meses después se eliminaron los subsidios que estábamos pagando todos los argentinos", agregó.

Cada factura de electricidad está compuesta, en grandes rasgos, por un tercio del costo de la distribución, un tercio del consumo y el resto son impuestos.

En cuanto al consumo, el especialista explicó que "57 días en el año son consumo pico, pero la infraestructura tiene que estar los 365 días". Es decir, que también requiere una cantidad importante de recursos el mantenimiento del sistema.

"Los cuadros tarifarios del 2001 contemplaban una situación social especial, pero una vez superada no se podía sostener ese esquema. Es momento que sinceremos las tarifas y paguemos por el consumo y el confort que cada uno elige. Hay que tener un poco de racionalidad", finalizó el especialista al tiempo que graficó: "En Libertador y Callao se pagaba menos por la luz que en el Chaco, hasta 105% había de diferencia".

Finalmente, recomendó "mantener los aires en 24 grados y en el ambiente en el que está la persona, el resto mejor apagarlos. En caso contrario, hay que asumir el gasto y pagar".

Comentá la nota